Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 12 de Diciembre de 2019

Otras localidades

"Hemos mejorado nuestro perfil de cliente con la Radio"

David Armas, director de Soelca, reconoce que su cliente, tras SER Empresarios, ha pasado de buscar el mejor precio a las mejores garantías

Soelca /

Apostar por una pequeña empresa puede ser duro, pero el trabajo para consolidar una buena idea, con casi toda seguridad, es el primer paso para construir los cimientos de una pyme. David Armas, director de Soelca, Soluciones Eléctricas de Canarias, lo sabe muy bien: ganarse la confianza del cliente se consigue demostrando el esfuerzo por el trabajo refinado y más en el sector eléctrico donde el usuario no siempre sabe a quién recurrir con garantías. Son solo dos empleados, pero Armas reconoce tener buenas perspectivas en el sector.

El sector de la electricidad es controvertido. No siempre se tiene a mano un teléfono que dé garantías del trabajo posterior. ¿En qué posición definirías que se encuentra Soelca en el mercado?

Estamos en una buena línea y hemos conseguido trabajar con seriedad. Es complicado que el cliente pueda encontrar a alguien que ofrezca garantías en la calle. Cuando vas a buscar a alguien, nunca sabes a quién llamar. Esa es nuestra filosofía: garantizar el mejor servicio.

¿Qué perfil de cliente es el de Soelca?

Lo hemos mejorado con el paso del tiempo, sobre todo el dedicado a los negocios. Hace un tiempo, el boca a boca era nuestro principal canal de difusión. Ahora son las empresas las que nos han permitido consolidarnos en el sector industrial y trabajamos el campo del perfil no doméstico; un perfil que prefiere garantías y servicio antes que economicidad.

¿Cómo definirías Soelca?

La empresa es una pequeña instaladora, en la que trabajamos dos personas en la plantilla, pero ofreciendo la tranquilidad de la garantía.

¿Cómo conociste el programa de SER Empresarios?

Desde hace un año estoy en SER Empresarios y nos ha ayudado a hacer publicidad y a que otras empresas se fijen en nosotros. Los clientes normalmente quieren economía. Es un buen inicio porque creo que nos puede ayudar a presentarnos: esa es la clave.

Su actividad empresarial empezó mucho antes de Soelca. La experiencia siempre es un grado…

Empecé con veintiséis años como autónomo con “David Electricidad.” Trabajaba con un taladro Bosch de treinta euros. Esa fue mi primera empresa, pero anteriormente trabajaba en el sector de mantenimiento en hoteles. Decidí apostar por hacerme autónomo por probar. Con David Electricidad en el año dos mil llegamos a conformar una plantilla interesante, pero la crisis nos estropeó los planes. Cuando no pudimos hacer de David Electricidad una sociedad limitada, decidimos crear Soelca.

Supongo que durante toda esa dilatada experiencia, las anécdotas vividas han tenido que ser variopintas.

Te encuentras de todo cuando vivistas las viviendas. Las más antiguas tienen grandes problemas sobre todo por la falta de protección en las instalaciones. También me encuentro con clientes que no sabe qué tipo de documentos tiene que presentar y puede suponer algún problema. En general, cada instalación es un mundo.

Desde hace un año, más o menos, Soelca ha desarrollado un producto que lleva el mantenimiento eléctrico a lo más doméstico.

En el sector eléctrico es una pena que no exista nadie practique, cada cierto tiempo, una revisión de la instalación eléctrica de la vivienda. No sé si hay otras empresas que lo hacen, pero desde que lo ofrecemos, hemos notado los resultados. Sirve para cualquier tipo de vivienda porque revisamos el contador, sobre todo; es la zona más importante de la casa. A la instalación eléctrica nunca le prestamos atención hasta que vemos que se quema. Al revisar, podemos determinar si hay un inicio de una avería o en las instalaciones antiguas, posibles incendios. Por cuarenta euros con impuestos incluidos merece la pena. Por poner un ejemplo, hace un tiempo estábamos en una zona más nueva y a la señora le hacía ruido el enchufe en una cocina. El enchufe, que tiene mucha carga, hacía chispas y si no se corrige, podría quemarse o habría que cambiar la instalación entera. Sobre todo lo importante en una inspección es la tranquilidad.

¿Qué papel juegan las redes sociales para Soelca?

Las utilizamos sobre todo para incluir contenido de ayuda, sugerencias y consejos. La gente piensa que todo es para tener publicidad o dinero, pero no es nuestro principal objetivo. Es una manera de demostrar a los clientes que aunque no nos pase, puede ocurrirnos un incidente en alguna ocasión.

También se ponen en contacto…

Muy poco. Cuando empezamos con la campaña de revisión de la vivienda nos comentó una persona que interpreta que solo queríamos meter miedo. Nada más lejos de la realidad. Nuestra idea es comunicar.

¿Dónde actúan?

Tenemos clientes en toda la isla de Tenerife y también en Gran Canaria.

En el contexto de incertidumrbe de la crisis, cómo es el día a día de una pyme de estas características?

Tenemos mucho volumen de trabajo. Nos falta cierta estabilidad para tener más personal. La clave e que nuestros empleados tienen que ofrecer las misma confianza que transmito a los clientes y es complicado afinar en la búsqueda con estas características. Hay clientes que nos dejan las llaves de su casa. Por ejemplo, trabajamos para un grupo de joyería y tenemos total libertad para movernos. Muchos clientes nos dejan solos: hay que ser serios y eso genera confianza.

Es ese el camino para avanzar, las pequeñas y medianas empresas

Creo que ese es el camino para poder competir con grandes emrpeas. El cliente tiene que estar tranquilo contigo porque sabe que vas a cumplir y esa es la clave para consolidarte poco a poco como pyme.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?