Últimas noticias Hemeroteca

El rock del 'tío' Pablo Casado en Salamanca

Repasamos algunas de las curiosidades del mitin del presidente del PP en Salamanca

Casado, junto a Mañueco y Bermúdez de Castro. /

Con 25 minutos de retraso comenzó el mitin del Partido Popular en Salamanca. En un sábado desapacible en la capital del Tormes, el presidente de los conservadores llegó tarde al acto por un buen motivo: unos minutos antes su hermano había sido padre en Salamanca. El propio Casado comenzó el mitin 'muy contento', y pidiéndole a Alfonso Fernández Mañueco 'hablar antes' debido a su alegría. El 'tío' Pablo Casado se dio un baño de masas en el Teatro Caja Duero.

Abarrotado el lugar, Casado descendió las escaleras desde lo alto hasta el estrado principal, repleto de jóvenes veinteañeros con la pegadiza música del Partido Popular sonando. En esta ocasión, la versión rockera del himno azulón. Rock light, eso sí. Flanqueado en segundo plano por su mujer, Casado fue saludando una por una a las personas que se situaban en primer término en cada una de las filas del teatro. Además, muy atento, el presidente del Partido Popular de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, pedía a Casado que no se olvidara de besar o dar la mano a algunos simpatizantes.

Una vez que tomaron el escenario, Casado, con su corbata roja, alzó los brazos junto a Mañueco y al candidato al Congreso de los Diputados por Salamanca, José Antonio Bermúdez de Castro. Y fue especialmente atento con la candidata número 3 al Congreso por Madrid, Edurne Uriarte, columnista y tertuliana en medios de comunicación. Hacia ella tuvo, durante su mitin, palabras de aliento y agradecimiento. También ella, junto al propio Casado, fue aplaudida notablemente por el auditorio, que ondeaba banderas del PP que también mostraban la bandera de España por la otra cara.

A partir de ese momento, el mitin de Casado centró su discurso en Cataluña, los ataques al PSOE, y el decálogo de las diez medidas sobre educación que el PP quiere llevar a cabo si gobierna en Moncloa a partir de las elecciones del 28 de abril.

Terminó el presidente del PP con un mensaje claro, al más puro estilo de 'la España va bien' de José María Aznar: 'esto va bien, vamos bien. La gente está harta de Sánchez y de Pablo Iglesias, y de la crispación y la traición. Recibiré a Alfonso Fernández Mañueco como presidente de Castilla y León en La Moncloa a partir del 28 de abril'.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?