Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 19 de Noviembre de 2019

Otras localidades

A una tarjeta del Wanda Metropolitano

El Atlético pierde a tres jugadores y el Celta tiene a cuatro apercibidos

Gil Manzano expulsando a Diego Costa / ()

Sábado, 6 de abril. 20 horas 45 minutos. El Atlético de Simeone se juega la Liga en el Camp Nou ante el Barcelona. Se lo juega todo o casi todo en 90 minutos. Llega a ese partido Simeone sin margen de error y con la necesidad de ganar para seguir vivos. En la alineación titular están cinco de los seis jugadores que se encuentran a solamente una tarjeta de cumplir ciclo de amonestaciones: Diego Costa, Griezmann, Arias, Thomas Partey y José María Giménez. El sexto no puede estar porque el Atlético ya no cuenta con él tras el anuncio de su fichaje por el Bayer y por estar lesionado (Lucas Hernández).

Simeone plantea un partido intenso y duro y, a los 27 minutos, Partey ve la primera amarilla por un agarrón al rival. Al minuto, Diego Costa se enfada con el árbitro y Gil Manzano lo expulsa por insultos reiterados a un palmo de su cara. Recoge el acta que Costa le dijo “me cago en tu p… madre”. Otro que se perdía el partido contra el Celta. En esa misma jugada, van a protestarte con vehemencia los dos centrales uruguayos y, ante su reiteración, el árbitro extremeño también les amonesta. Fueron 28 minutos esperanzadores para el celtismo porque Costa, Thomas Partey y Giménez se pierden el partido que el Celta tendrá que jugar en el Wanda Metropolitano. Quedaba más de una hora por delante y, obviamente, la cuarta pieza era la más importante, nada más y nada menos que Griezmann. Pero aguantó perfectamente hasta el final del partido. Si hubo tiempo para que la viese Saúl Ñíguez y tres jugadores del Barcelona.

En el Celta hay cuatro jugadores en la misma situación. Están a una amarilla de cumplir ciclo. Son cuatro jugadores importantes y, dos de ellos, absolutamente imprescindibles: Aspas y Maxi. Los otros dos tienen menos importancia; David Costas, porque hay más variantes en el centro de la defensa y, en el caso de Boufal, es cierto que habría menos problemas antes, pero con la baja de Brais para varias semanas, hay menos opciones para rotar. La duda o el debate que existía esta semana, sobre todo con Aspas, era si el Wanda sería una buena opción para limpiar ciclo, descansar y llegar en buenas condiciones al partido absolutamente clave de Semana Santa contra el Girona y limpio para los siguientes. O Maxi, que estará motivado en esa plaza tan importante como es el Wanda y lo que podría suponer para el Celta perderlo para el choque con el Girona para medirse a su amigo Stuani. Todo dependerá de lo que haga el Celta este domingo pero se puede poner a dos puntos del Girona recibiéndolo en Vigo en dos semanas.

Le hemos preguntado al entrenador Jorge Otero y al periodista Xaime Escudeiro sobre si serían partidarios de limpiar ciclo de amonestaciones en el Wanda pensando en la final con el Girona y ambos son partidarios del no. Consideran que, a estas alturas y con el Celta en la situación delicada en la que está, no se puede descartar ningún partido.

El Atlético tiene tres bajas importantes pero, aunque Simeone se ponga la capa de invisibilidad de equipo grande, que lo son, por Godín saldrá Savic, por Thomas Partey saldrá Rodrigo y por Diego Costa, Morata. No tiene problemas de profundidad de banquillo el técnico argentino para sacar un equipo potente y defender el segundo puesto de la clasificación ante la presión del Real Madrid.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?