Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 19 de Octubre de 2019

Otras localidades

Los garitos de Guadalajara

Eduardo Díaz recuerda los locales de ocio de moda en la ciudad a finales de los 70 y principios de los 80

Discoteca Zoika. /

Cada ciudad tiene una zona de ocio y cada generación unos nombres que van asociados a sus recuerdos de juventud. Eduardo Díaz recuerda esta semana en su espacio en SER Guadalajara los 'garitos' más populares de nuestra ciudad a finales de los 70 y principios de los 80.

Uno de los locales más frecuentados era el 'Zoika 1', ubicado en la plaza López de Haro. "Era una discoteca muy bonita y muy popular entre la gente joven. Abría de lunes a viernes y los fines de semana había espectáculos para un público un poco más adulto que salía a cenar y luego tomaba allí una copa".

No muy lejos, en la plaza de San Esteban, se encontraba el 'Cirio', "un local al que iban mucho los roqueros que había en Guadalajara, que estaban un poco más avanzados en el tema de la música. Después pasó a llamarse Bambú".

A pocos metros estaba el 'Charól', que era "el paraíso de la juventud", según recuerda Díaz. "Allí se ponían las últimas canciones de moda y había, además, dos grandes pantallas donde se emitían los partidos de fútbol. Se llenaba hasta la bandera. Además, en Ferias echaban las vaquillas y el encierro de por la mañana".

En la zona del casco histórico se ubicaban también el 'Bécquer' y la discoteca 'Sheila', junto al Coliseo Luengo. "Los viernes había allí muchas fiestas de estudiantes que se organizaban para conseguir fondos para los viajes de fin de curso. Era un ambiente muy bueno".

La otra zona de ocio de la ciudad estaba ubicada junto al Paseo de las Cruces. En la calle Capitán Arenas abrió la discoteca 'Mabel', que luego pasó a denominarse 'Zoika 2'. "Era muy curioso porque la pista de baile tenía una decoración que parecía que estabas en una cueva de Mallorca. Era preciosa, y luego había unos reservados en los que no se veía nada. Allí se hizo el concurso 'Aplauso' con el inolvidable José Luis Fradejas y con la mejor selección de bailarines de Guadalajara".

Otro local de esa zona era 'El Puerto', "que era el templo de la movida de Guadalajara", como apunta Díaz. "Fue fundado por Eugenio Velasco, Genín. Él vendía Lotería y le tocó un buen premio que invirtió en ese local. Para la gente que ahora tiene 50 ó 60 años fue un local inolvidable donde había actuaciones, premios,... Y en verano, además, la terraza se ponía hasta arriba".

También emblemático era el 'Chaplin'. "Era un sitio muy especial con un ambiente muy acogedor. Lo llevaba el mago y bohemio Juan Antonio Martín Carráus. Tenía un olfato especial para traer gente que no era famosa y que luego acabó siendo muy importante como el mago Juan Tamariz o Joaquín Sabina, que venía cuando nadie le conocía".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?