Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 12 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Stephan de Torres: "Nuestra marca debe estar en el oído del cliente"

Multiinformática se inauguró en Adeje hace una década y ha conseguido ser una referencia en su sector gracias a la especialización

Stephan de Torres, creador de Multiinformática, en Adeje, al sur de Tenerife. /

Cuando tenía diecisiete años, este visionario y creador de Multiinformática, decidió impulsar una pequeña tienda entonces con un solo socio a media jornada. Depués de catorce días Stephan de Torres reconoce que ya lo había contratado a jornada completa. El crecimiento de este establecimiento de referencia en Tenerife ha sido progresivo hasta alcanzar una plantilla de más de veinte personas con técnicos especializados: la crisis no fue un impedimento para continuar con su actividad sostenida sobre la sensatez y la liquidez.

 Ya le gustaría a más de un emprendedor tener su éxito…

Nunca he hablado mal de la competencia porque nosotros hemos hecho algo muy distinto: un “productazo” que lo hemos hecho popular y distribuido por todas las Islas. Sin embargo, no somos fabricante de ese software. Reconozco que la competencia es fuerte y han sabido desarrollar el producto. Sin embargo, la diferencia que veo es que se han quedado estancadas porque no han tenido la posibilidad de seguir desarrollándolo como sí lo han hecho los departamentos de calidad de las grandes marcas. En Multiinformática tenemos un fórmula uno y el resto ofrece un vehículo utilitario.

¿Cómo definirías al cliente que llega hasta Multiinformática?

Es muy variado, pero cada vez de más calidad. Puedo poner como ejemplo a dos empresa muy potentes: el Papagayo, un verdadero honor trabajar con ellos y su red de restaurantes. Tienen más de veinticinco. También trabajamos con GourmetLand, con más de veinte restaurantes, entre otras inversiones.

¿En qué medida juega un papel importante las sinergias con otras empresas?

Sobre todo en el tipo de producto que tenemos. Al especializarnos, vamos a tiro hecho. Cuando fuimos una empresa pequeña, queríamos cerrar todas las operaciones para llegar al final de mes. Ahora, la empresa dispone de un colchón económico y tenemos la posibilidad de elegir qué trabajos queremos y cuáles no. Vender por vender no nos interesa: lo que queremos es que el cliente se quede satisfecho. Tardamos más de un año y medio en formar a nuestro personal que está compuesto por quince técnico entre los veintidós contratados.

Detecto mucha ambición en lo personal. Veinte años después de la creación de la empresa, ¿te veías en este momento dulce?

Para nada. Esto se ha conseguido poco a poco. En ningún momento pensamos hace veinte años que íbamos a conseguir lo que estamos moviendo ahora. Nunca imaginé nuestra cartera actual de clientes. En el año 2009, con la crisis, tuvimos un momento crítico y nos vimos obligados a despedir a un par de personas. Luego, parece que cayó del cielo un cliente muy importante: Bounty. Siempre recordaré ese momento porque hizo una inversión muy grande. Ahora la vemos como minoritaria, pero marcó un antes y un después. Tenemos una relación muy buena y se lo agradezco mucho.

Hablando de la crisis, ¿fue difícil salir de ella?

Nos adaptamos. Lo que hay que hacer es no volverse loco. La crisis nos hizo crecer porque nos supimos adaptar y usar dinero propio sin endeudarnos. Este local, en el que estamos hablando, fue una inversión de 150.000 euros de reforma y con fondos propios. Solo se pidieron unos préstamos para comprar los locales y no descapitalizar la empresa. La compra y la obra se podrían haber hecho sin préstamos, pero eso no siempre es la decisión correcta. Cuando nos mudamos, a los seis meses se nos quedó pequeño. Tenemos también una tienda en Santa Cruz y en Las Palmas de Gran Canaria. Estamos intentando estar lo más cerca posible al cliente.

¿En general, qué papel juega la comunicación en los negocios de la empresa?

Nos hemos dado cuenta de que la Radio, en SER Empresarios, tiene mucha razón cuando aseguran que nuestra marca debe estar en el oído del cliente. Si cortas la publicidad, no se habla de uno y lo considero una muerte súbita. La Radio hace que el cliente siempre esté ahí. Te encuentras con algunos que te escuchan y además de los nuevos que pueden venir. Está claro que es una combinación después de probar con varias fórmulas. Invertimos en vallas publicitarias, internet y Radio. Otro sector que nos ha ayudado mucho es una rotulación adecuada en los vehículos. Eso llama mucho la atención.

¿Qué le diría a ese cliente que se incorpora a SER Empresarios?

Está claro que no sales en la Radio para que, al día siguiente, vengan cien clientes. Consideramos que estamos ahí y hay que ser constante. En publicidad, la SER sabe bastante. Debe tener su efecto y la Radio lo tiene demostrado.

La elección del sur de Tenerife, ¿es por algún tipo de preferencia?

Me crie aquí y empecé el negocio aquí. Pero también estoy seguro de que me hubiera traído la central al sur. Es el motor económico de la isla. Si tengo que pensar en empresas del sur que vayan a hacer instalaciones al resto de la isla, nueve de cada diez se mueven aquí y una sube. No hay duda de que eso es así.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?