Últimas noticias Hemeroteca

El parricida de Torrenueva, culpable de asesinato

El jurado considera probado que el acusado atropelló de forma intencionada a su padre tras una fuerte discusión. Además se muestra contrario al indulto por entender que no hay arrepentimiento

El jurado popular ha considerado probado que el acusado de atropellar a su padre en Torrenueva lo hizo de manera intencionada y lo considera culpable de asesinato con el agravante de parentesco familiar y el atenuante de conducir bajo los efectos de alcohol y drogas. Resalta también el jurado que considera que no han percibido muestras de arrepentimiento y se ha mostrado contrario al indulto.

En la lectura del veredicto, la portavoz del jurado popular ha señalado que su decisión ha tenido en cuenta elementos de convicción como las pruebas testificales de la Guardia Civil y sus informes técnicos que indican que el vehículo se dirigió intencionadamente hacia la víctima que se encontraba indefensa y desprotegida ante la situación.

Según el jurado, durante el juicio quedó probado que la frenada del vehículo demostró que el objetivo del condenado no era colisionar contra la fachada del numero 30 de la calle Rana y, además, que las pruebas testificales de los médicos forenses y sus informes aseguran que "el atropello es intencionado por el orden de las lesiones".

El jurado, en último lugar, ha dicho que han tenido en cuenta en su veredicto el que no han observado en el acusado "ningún tipo de arrepentimiento y muestra de sensibilidad ante los hechos expuestos en todo el proceso" y ante su derecho de última palabra, ha comentado, "se limitó a expresar que no había cometido ningún delito".

Desde la fiscalía han mantenido la petición de pena inicial de 19 años por asesinato y un año y dos meses más por un delito contra la seguridad vial y también por negarse a realizar la prueba alcoholemia.

Por su parte tanto defensa como acusación particular, que se han mostrado muy sorprendidos y afectados por el veredicto, han modificado la petición inicial que consideraban el suceso como una imprudencia temeraria con resultado de muerte por el que pedían un año y medio y ahora solicitan 8 años.

En pocos días se espera que se dicte sentencia y una vez que se haga pública decidirán si la recurren, aunque en principio e sla intención que tienen.

Los hechos se produjeron en la madrugada del 12 de febrero de 2017 en Torrenueva, cuando después de que el acusado y su padre mantuvieran, presuntamente, una discusión en un bar de copas, el hijo a bordo de su vehículo y circulando a gran velocidad lo arrolló en una calle del municipio.

El acusado regresó al local de copas irrumpiendo de forma brusca donde reconoció "entre gritos" haber atropellado a su padre.

El padre del acusado, fue auxiliado en los primeros momentos, por algunos vecinos de la localidad, personándose acto seguido la UVI móvil que tras proceder a realizarle maniobras de reanimación, lo traslado al Hospital General Universitario de Ciudad Real, donde finalmente falleció casi un mes después.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?