Economia y negocios
Tribunales

Alonso espera una sentencia 'justa'

Su abogado insiste en que no hay ilegalidad, ni delito

J.Casares (EFE)

Ponferrada

El juicio contra el magnate minero Victorino Alonso, por el caso del Feixolín ha quedado visto para sentencia tras el turno de las conclusiones de la defensa.

El letrado de Alonso, César Garnelo no observa delito ni ve acreditada ilegalidad alguna y asegura que no existen pruebas de cargo contra el empresario. En su escrito final ha insistido en que la mina contaba con todos los permisos; ha negado que la explotación haya generado efectos graves sobre el medio ambiente y sostiene que el empresario, a pesar de ser el consejero delegado de la compañía, no era responsable directo de esa mina, sino que eran sus subordinados. Niega por tanto cualquier delito, y mucho menos dice, delito continuado tal y como sostiene la Fiscalía. Además afirma que en caso de haberlo ya ha prescrito.

Incluso ha cuestionado que el caso haya derivado en la vía penal, es decir, que se estén barajando penas de cárcel para Alonso. Sostiene su abogado que la única irregularidad puede estar en que los permisos no se tramitaron correctamente, y en ese caso la causa debería haber seguido el cauce contencioso administrativo. El letrado ha llegado a afirmar que todo este proceso judicial se sustenta en una “propaganda maliciosa” contra Victorino por parte de la acusación particular. A tenor de esto y en respuesta a la sentencia ejemplarizante que pedía el exeurodiputado de los Verdes, David Hammerstein, él deja ese tipo de sentencias para los justicieros y pide una sentencia justa

Esa animadversión hacia el carbón español, continúa Garnelo, es lo que ha llevado a la ruina a las cuencas mineras y a España a comprar energía térmica a Marruecos

Escucha la radioen directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

En directo

A continuación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Compartir

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad