Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 18 de Agosto de 2019

Otras localidades

Ayuda para repatriar el cadáver de Marwan, "un hombre bueno"

Victima de una violenta agresión, este vecino de Yuncler (Toledo) ha muerto en el hospital tras veinte días de ingreso

Imagen que aparece en un vídeo de CMM /

La comunidad musulmana de Yuncler se vuelca para ayudar a la viuda y las cuatro hijas que deja Marwan, fallecido ayer en el Hospital de Toledo sin haberse recuperado de la agresión que sufrió hace 20 días en la localidad vecina de Yuncos. Hay dos detenidos por estos hechos y la Guardia Civil los ha puesto a disposición judicial.

Piden ayuda para repatriar ahora su cadáver a Marruecos "para que su familia le pueda ver". Han abierto una cuenta corriente en la entidad Eurocaja Rural nos cuenta Dani, su nombre en castellano, que es el presidente de la mezquita.

Presidente de la Mezquita de Yuncler

Luto en la localidad 

El ayuntamiento ha declarado dos días de luto en solidaridad con toda su población marroquí y tramita una ayuda de emergencia con la trabajadora social, "que viene los jueves" para atender las necesidades de la esposa, que no habla castellano y que se enfrenta a la ausencia de su marido muerto con cuatro hijas, dos gemelas y la mayor de sólo 11 años. El alcalde, Luis Miguel Martín, se refiere a las dramáticas circunstancias de lo ocurrido... "iban a cruzar porque todos los días tomaban café enfrente del taller y son chicos bien considerados en Yuncos, nunca se habían metido en problemas..."

Un ataque incomprensible 

Marwan, de 38 años, fue agredido violentamente por el conductor de un vehículo que estuvo a punto de atropellar a un empleado suyo el pasado 21 de marzo. Regentaba un negocio de chatarra en el polígono Villa de Yuncos. Según el relato de la Guardia Civil, el hombre recriminó su conducción temeraria dentro del polígono industrial, por donde esa mañana circulaban a gran velocidad dos vehículos. El dueño de un taller salió en su apoyo para intentar mediar en la discusión y fue golpeado por uno de los delincuentes en el rostro con un fuerte puñetazo, lo que le hizo caer desplomado al suelo por la pérdida de conciencia.

El segundo de los conductores quiso atropellar a los testigos y luego ambos se dieron a la fuga. Ambos han pasado a disposición judicial en el juzgado número 4 de Illescas

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?