Últimas noticias Hemeroteca

Vía libre a la licitación de las obras de la A-11 entre Quintanilla de Arriba y Tudela de Duero

El Consejo de Ministros ha autorizado al Ministerio de Fomento inicie los trámites para adjudicar estas obras cuyo coste inicial se acerca a los 200 millones de euros

Mapa del trazado de los dos tramos de la A-11 enn Valadolid cuya licitación ha autorizado el Consejo de Ministros /

Tudela de Duero
Quintanilla de Arriba
Olivares de Duero

El Ministerio de Fomento tiene desde este viernes 12 de abril vía libre para licitar los contratos de obras de los dos tramos más polémicos de la Autovía del Duero, los que transcurren por la provincia de Valladolid de forma contigua entre Quintanilla de Arriba y Olivares de Duero y este municipio y Tudela de Duero. Las obras para construir estos trayectos tienen un valor estimado de 111.544.503,32 euros y 87.167.004,39 euros, respectivamente tal y como informa el propio Ministerio de Fomento, cuya página web indica que las características técnicas de ambos tramos, con una longitud conjunta de 34,7 km, son las de una autovía de nuevo trazado con calzadas de 7,0 metros, arcenes interiores de 1 metro y exteriores de 2,5 metros.

Entre las infraestructuras auxiliares que se construirán en estos tramos se incluyen varios viaductos: dos de ellos tienen la misión de cruzar el río Duero de ida y vuelta, una servidumbre a la que se ve obligado este trazado al desplazar el trayecto hacia el norte como querían varias bodegas de la Ribera del Duero para salvar sus autodenominados viñedos históricos. De hecho el propio Ministerio de Fomento reconoce literalmente en su página web que “el trazado se ha diseñado evitando la afección a las bodegas ubicadas al Norte de Valbuena de Duero, a los viñedos existentes en la zona de San Bernardo y al yacimiento de Cabezo de la Dehesilla.”

Según los datos que aporta el ministerio la carretera N-122 a la que la A-11 servirá de alternativa “más rápida y segura” soporta una intensidad media de 6.300 vehículos diarios en este ámbito.

 

Tramo Quintanilla de Arriba-Olivares de Duero

El trazado del tramo Quintanilla de Arriba y Olivares de Duero discurre también por los municipios de Valbuena de Duero y Quintanilla de Arriba, en una longitud de 14,5 km. Este tramo va a contar con un ecoducto de 190 metros de longitud y 80 metros de anchura, una pasarela verde para que la fauna cuente con una vía de paso específica que desvíe su tránsito de la calzada principal de la Autovía.

Uno de los dos viaductos previstos en este tramo tendrá 920 m y salvará el valle Bajada del Páramo, bajo el que discurre la carretera VP-3011. El segundo será de 500 m y cruzará el río Duero, entre otros elementos.

En el mismo se ejecutarán 3 enlaces. El primero se ubica en el cruce de la autovía con la VA-104, en el término municipal de Olivares de Duero: el segundo enlaza con la VP-3001, que se sitúa al noroeste de la localidad de Valbuena de Duero. Finalmente, la tercera conexión se encuentra próxima a la localidad de Quintanilla de Arriba, sobre el actual enlace de la N-122.

Tramo Olivares de Duero- Tudela de Duero

El trazado entre los términos municipales de Tudela de Duero, Villabáñez, Villavaquerín y Olivares de Duero tiene una longitud de 20,2 km. El Ministerio de Fomento indica que el proyecto asegura la comunicación de todas las fincas adyacentes que resultaran afectadas. Este tramo contará con ocho pasos superiores, nueve inferiores y dos viaductos para resolver “la permeabilidad transversal”

En este tramo, se prevé la construcción de 2 enlaces: el primero dará acceso a las localidades de Sardón de Duero y Quintanilla de Onésimo por la N-122, así como a Tudela de Duero por su vertiente oeste a través de la VP-3302 y la propia N-122. El segundo enlazará con la carretera VP-3302.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?