Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 19 de Octubre de 2019

Otras localidades

De las mediciones craneales con compás al Big Data

La Policía Científica cumple 25 años de trayectoria bajo esta denominación, aunque sus primeros pasos fueron a principios del siglo XX. Sus métodos de investigación están en constante evolución. Una exposición itinerante los resume. En Zaragoza se ha podido visitar esta semana

Recreación de una escena del crimen en la exposición del 25 aniversario de la Policía Científica en el edificio de Bantierra de Zaragoza /

Acústica e infografía forenses, peritos en manuscritos árabes, secuencia instantánea de ADN... A medio camino entre el presente y el futuro, la Policía Científica del Cuerpo Nacional de Policía cumple (con esta denominación ) 25 años de trayectoria. Se puso en marcha en 1994, siendo ministro del Interior y Justicia Juan Alberto Belloch.

El método de Bertillón, precursor de la identificación antropométrica (finales del siglo XIX) / Esther Orera

Durante esta semana una exposición ha mostrado su trabajo a Zaragoza, en el edificio de Bantierra. Esta muestra ha pasado ya por Alicante y Granada, y llegará próximamente a Valencia, La Coruña y Madrid.

Esta especialidad arrancó en 1911. "Hemos pasado en 100 años de Bertillón (precursor de la identificación antropométrica), de lo que eran las medidas craneales, al futuro, a la Inteligencia Artificial y al Big Data", resume Pedro Mélida, comisario general de la Policía Científica.  Además, "estamos sometidos a acreditaciones de calidad y somos un referente nacional e internacional" que está en constante evolución.

"El ADN ha sido una muestra inexpugnable pero tenemos otras muchas",  continúa el comisario general. Explica que "hace poco hemos conseguido unos resultados en un homicidio cometido en Santander en el cual se identifica por la acústica forense".

Recuerda, también, la balística, "que fue fundamental contra el terrorismo" y, después de los atentados de 11-M la Policía Científica "preparó peritos en escritura manuscrita árabe", que no existían hasta ese momento. También están impulsando la infografía forense.

Identificación de una huella de un pie derecho / Esther Orera

El trabajo diario

¿Cómo se traslada al día a día? En el momento que se comete un delito "acudimos a hacer la inspección ocular en el lugar para intentar recabar aquellos indicios o vestigios que ha podido dejar el autor y poder lograr su identificación", explica la inspectora jefe de la Brigada de la científica en Zaragoza, Pilar García.

Y después, al laboratorio, como huellas (que se introducen en el Sistema Automático de Identificación Dactilar) o restos biológicos (que se remiten a los laboratorios de ADN). En otras ocasiones, los agentes recogen vestigios balísticos.

Antiguos archivos de registros dactilares / Esther Orera

En el campo policial la ciencia avanza y los casos se pueden reabrir años después. "Se hacen rebúsquedas", explica la inspectora jefe Pilar García, "sobre todo, de casos graves".

Antiguo maletín para localización e identificación de semen / Esther Orera

Por ejemplo, "con muestras de ADN que se recogieron cuando la técnica no estaba tan avanzada". Estas muestras "se conservan en laboratorios en condiciones adecuadas" y son "los grupos de investigación, que lo vuelven a pedir, la autoridad judicial o una de las partes". No obstante, "en casos graves, casi de oficio, se siguen haciendo estas pruebas con técnicas más modernas para lograr identificar" a los autores de un delito.

El futuro

¿Y cambios en el perfil de la plantilla laboral? "A lo mejor en un futuro pues tampoco hay que ser policía para pertenecer a la Policía Científica", señala el comisario general Pedro Mélida, "porque hay que gestionar el talento y el talento no pasa por superar unas pruebas de ingreso en la Policía Nacional; a lo mejor pueden ser unas pruebas para universitarios, con un determinado perfil, que nos puedan venir perfectamente para formar parte, única y exclusivamente, de la Policía Científica, sin otras áreas policiales", explica.

Entre los retos a corto, medio y largo plazo, compartir más información con otros países, el reconocimiento facial o el análisis de bacterias en el aire.

Equipo de endoscopia utilizado para observación y fotografiado de interiores de difícil acceso / Esther Orera

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?