Últimas noticias Hemeroteca

El Supremo confirma la condena a 25 años de cárcel para el asesino de Benita Núñez

El alto tribunal ratifica que José Tomás Villalibre, exmarido de la víctima, cometió el acuchillamiento mortal con alevosía y las agravantes de parentesco y razón de género, además de haber incurrido en allanamiento de morada

Tomás Villalibre Mogrovejo (dcha) en un momento del juicio en el que fue condenado por el asesinato de su exmujer, Benita Núñez. En la imagen, en compañía del abogado que se encargó de su defensa /

Ya no hay recurso posible: el asesino de Benita Núñez, su exmarido, José Tomás Villalibre Mogrovejo, tendrá que asumir la condena de 25 años de cárcel que le impuso el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León después de que el Tribunal Supremo haya ratificado esta sentencia.

Tal y como informan los servicios de comunicación del tribunal castellano y leonés la Sala II del Tribunal Supremo ha confirmado la pena impuesta al condenado por el asesinato de dos cuchilladas de su exmujer, Benita Núñez Peña, en la madrugada del 17 de julio de 2016 en el domicilio de la víctima en Aranda de Duero. También ratifica 6 meses de prisión por delito de allanamiento de morada. El alto tribunal se ha pronunciado a petición del acusado, quien había pedido la revisión de su condena. Sin embargo el Supremo desestima el recurso que había interpuesto contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Castilla-León, que a su vez confirmó una sentencia de un tribunal del jurado de la Audiencia de Burgos. Esta última decisión es ya definitiva ya que contra ella no cabe recurso alguno.

El fallo del alto tribunal viene a ratificar los motivos por los que previamente se había impuesto la condena al asesino de Benita, esto es, la existencia de alevosía en la comisión del delito y la concurrencia de agravantes como el parentesco y la razón de género. De esta forma en la nueva resolución el Supremo apoya su decisión en el relato de los hechos aprobado por el jurado popular en su momento. Concretamente indica “consideramos sorpresivo el ataque porque el acusado, en un momento dado de la discusión, busca un cuchillo del cajón, lo coge y la acomete; ella grita pidiendo auxilio; él le tapa la boca generándole heridas y le asesta los ataques; lo único que ella puede hacer es intentar parar los ataques con las manos, momento en el que se producen las lesiones en las manos y en concreto la de agarre de la comisura del dedo pulgar con el índice”.

Añade la resolución del Tribunal Supremo que los hechos probados señalan que el hombre entró con una llave que conservaba en el que había sido domicilio familiar, aunque esta vivienda había sido atribuida judicialmente a su mujer en el proceso de divorcio. Allí esperó hasta que llegó Benita pasadas las 02:00 horas del día 17 de Julio. Recoge en su relato que alto tribunal que “cuando llegó Benita a la vivienda se inició entre ella y José Tomás una discusión por el reparto de la propiedad de los bienes comunes del matrimonio, entre ellos de la vivienda indicada, reparto pendiente de ejecución tras haberse dictado la sentencia de divorcio. En un momento determinado de dicha discusión y estando los dos en la cocina del domicilio, José Tomás cogió de un cajón un cuchillo, con mango de madera de color marrón oscuro y hoja de un solo filo liso de 16'5 cros., y se dirigió hacia Benita, acometiéndole con el arma.”

El Tribunal Supremo impone las costas de este recurso al condenado.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?