Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 19 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Un esfuerzo de todos

La Firma de Maribel Campos

Da gusto poder ver a Palencia como la vimos ayer, Domingo de Ramos, repleta de visitantes, viva, cargada de emociones, echada a la calle.

Da gusto encontrarse con que toda la ciudad se entrega a su Semana Santa. No cabía un alma en las calles del centro durante la procesión de nuestra querida ‘Borriquilla’, pero también impresionaba contemplar las calles del Cristo o del Ave María atestadas de personas deseosas de la estela de los cofrades hasta lo alto del Otero.

Escenas como estas van a repetirse durante los próximos días con cada uno de los desfiles procesionales y será toda la ciudad quien al final lo celebre, porque no nos engañemos, la Semana Santa no es patrimonio exclusivo de las cofradías, la Semana Santa ha trascendido ya de ser un mero acontecimiento religioso para convertirse en uno de los principales motores turísticos y económicos de la capital palentina.

Hoteles, restaurantes, comercios, cafeterías, tiendas de recuerdos, no importa qué, todos hacen su particular agosto durante la Semana de Pasión. Y esto es lo más positivo, que de una actividad en principio de carácter íntimo, solemne y espiritual, toda una ciudad puede salir beneficiada.

Por ello, todos debemos hacer un esfuerzo añadido para cuidar nuestra Semana Santa. Me consta que desde las cofradías lo vienen haciendo a lo largo de los últimos años. Se cuida la uniformidad en las vestimentas, se prohíben los accesorios irreverentes e incluso folclóricos y se exige a todos los cofrades un plus de sobriedad en los gestos durante las procesiones.

Pero si bien es cierto que aún queda mucho por hacer tanto en el seno interno de las cofradías como en el comportamiento de las autoridades que acompañan, también el resto de los palentinos debemos ir al unísono, para evitar gestos y actitudes que puedan perjudicar esa imagen de sobriedad y fervor que queremos transmitir de nuestra Semana Santa.

¿Porque qué puede resultar más desagradable y falto de respeto en una procesión que un tropel de personas atravesando entre las filas de cofrades solo para evitarse dar un rodeo de unos cuantos metros? ¿O el tirar las cáscaras de las pipas u otras chucherías al paso de los cofrades, muchos de ellos caminando descalzos?

Es necesario un esfuerzo de todos, por favor.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?