Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 20 de Octubre de 2019

Otras localidades

Un incendio como el de Notre Dame sería "impensable" en la catedral de Burgos

Las partes más sensibles están en el interior del templo y cuentan con sistemas de protección

Detalle del sistema de extinción de incendios mediante gas inerte en la Sala Capitular de la Catedral de Burgos /

Un incendio como el de la catedral de Notre Dame sería “impensable” en la catedral de Burgos, que tiene una estructura de cubiertas completamente distinta, aunque muchos expertos la consideran “la hermana menor del templo de París”, ha afirmado el delegado diocesano de Patrimonio de Burgos, Juan Álvarez Quevedo. Ha aclarado que, aunque las cubiertas de la seo burgalesa se diseñaron
con mucha inclinación, como las de Notre Dame, finalmente se
ejecutaron casi planas. Además, entre 1965 y 1980 se cambiaron las estructuras de madera de las cubiertas por hierro y hormigón, lo que también reduce el riesgo
de incendios de forma notable.

De hecho, el aparejador de la Catedral, Miguel Ángel Ortega, considera
que solo un rayo podría provocar un incendio en esa zona y, en todo
caso, tendría un efecto limitado, si bien los pararrayos “llevan años
funcionando muy bien”. Álvarez Quevedo ha señalado que los puntos más sensibles de la catedral de Burgos para un caso de incendio serían los retablos, la Sala Capitular y la zona de archivo. En el caso de los retablos se han retirado todas las conducciones eléctricas para reducir riesgos. Sin embargo, tanto en la Sala Capitular, donde hay cuadros de los siglos XVI y XVII de gran valor, como en la zona de archivos, donde se guardan documentos de enorme importancia, se ha instalado un sistema de detección de incendios conectado a puertas que cierran hermáticamente y a un sistema de gas ‘inergen’ que elimina casi todo el oxígeno del aire, ahogando las llamas.

Álvarez Quevedo ha insistido en que “no siempre se puede prever todo y
ningún edificio está a salvo de un vendaval o un terremoto” y ha
recordado que ayer mismo hubo “un susto en la catedral”. Hacia las diez y media de la noche falló el sistema eléctrico que utilizan para espantar a las palomas, que empezó a soltar chispas. No hubo riesgo, aunque muchos ciudadanos se alarmaron y llamaron a los bomberos, que acudieron y desconectaron el sistema.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?