Últimas noticias Hemeroteca

La economía salmantina, al paso de la Semana Santa

La Pasión es una oportunidad para sectores como la hostelería o el comercio de Salamanca debido a la presencia de miles de visitantes que vivirán esta cita hasta el Lunes de Pascua en algunos casos.

La Semana Santa de Salamanca es una oportunidad turística, comercial y hostelera, es decir, económica, y a pesar del tiempo inestable se espera una ocupación que supera ligeramente el 90% de las plazas hoteleras. Aquí radican las expectativas. Una ocupación alta que incluiría el domingo de Resurrección por la festividad del Lunes de Pascua en algunas localidades españolas. Tenemos turistas de toda España, pero Madrid, Andalucía, Extremadura y Cataluña son importantes para la citada ocupación hostelera. También Salamanca se aprovecha del tirón de la Semana Santa de Zamora ya que muchos de sus visitantes se alojan aquí. Se espera también que el turismo rural mantenga el nivel de ocupación de 2018, ya que fue uno de los sectores que favorecieron el crecimiento turístico de Salamanca, como recogió el informe de coyuntura de Unicaja.

La Semana Santa abre la temporada alta de la hostelería: fines de semana con buen tiempo, bodas y comuniones, puente del Primero de Mayo… Una hostelería que está de campaña en Salamanca, en la que hay dos candidaturas: la de Julio Jiménez y la de Álvaro Juanes. A principios de mayo se conocerá quién es el sucesor de Alain Saldaña.

La Semana Santa es también tiempo de compras para el turismo que nos visita y con esa circunstancia CONFAES y ASECON han desplegado una promoción comercial que tiene como imaginen la iglesia de San Esteban y se centra sobre todo en tarjetones en la Oficia de Turismo que remiten al visitante a Salamanca Empresarial: www.salamancaempresarial.com

Salamanca es una ciudad de compras muy interesante para el viajero. Los embutidos se llevan la palma de los que vienen, y en general la alimentación; pero también la moda y complementos de artesanía suelen viajar a los lugares de origen de los turistas.

De momento, buena parte del comercio abrirá el Jueves Santo, que el año pasado registró buenas cifras de ventas según AESCO.

Y naturalmente, la restauración es un sector altamente beneficiado por la Semana Santa, que lo sería más este año si el tiempo permitiese las ocupación de las terrazas. Restaurantes, bares y cafeterías se preparan, pese a todo, a unos días de mucho trabajo, para lo cual han realizado contrataciones laborales puntuales, al igual que el comercio.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?