Últimas noticias Hemeroteca

Nous la rebâtirons

La chorrada de monsieur le président Macron, Enmanuel, es decir, Dios con nosotros, ¡ay, si fuera diosa!, de que, quemada Notre Dâme, “nous la rebâtiront” resume la gilipollez de los tiempos. Entretanto, la rubia ministra Luisa Carcedo, chupa de cuero negro, made in pedrismo de moda, aclara que el poder público está para aliviar y anuncia la contratación de más médicos residentes para intentar atajar la hemorragia sanitaria del marianismo, sus adláteres y sus brigadas. Bueno será andar las promesas que será desandar la promenade, perdón, el paseo.

Así que quemada la reforma del XIX de la catedral edificada en París del XII al XIII con su aguja —índice apuntando al cielo dice Clarín de la de Vetusta— y sus maderas, anuncian soberbios algo que ya no podrá ser. ¿No será mejor averiguar por qué nunca dejan de arder las barricadas?

Por cierto, hay algunas naves en la antigua Ensidesa de Avilés, ahora que parece al fin que van a clausurar esa inmundicia e indecencia de baterías de cok, que son como catedrales del siglo XX. Y aguardan que el tiempo y la ruina las derruyan, como devora el tiempo la estupidez de la edad.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?