Últimas noticias Hemeroteca

25 años no son suficientes para curar la herida

El Celta perdía el 20 de abril del 94 la posibilidad de conseguir el primer título para el club vigués

El once que saltó al Calderón en la final de la Copa del Rey del 94 /

El tiempo pasa muy rápido pero ni siquiera veinticinco años son suficientes para mirar hacia atrás y que no duela. Hace ya un cuarto de siglo (lo hizo ayer) de aquella final que el Celta disputó a la vera del Manzanares y que se escapó desde los once metros. El penalti de Alejo, que detuvo Cedrún (portero del Zaragoza) e impidió así celebrar a los 25 mil aficionados que se desplazaron a la capital de España disfrutar de un título que, a día de hoy, todavía se le resiste al Celta.

Un partido que nadie recordará por su buen juego. Salva tuvo la ocasión más clara del partido para marcar un gol, pero ambos equipos fueron incapaces de perforar la meta rival. Todo se decidió en los penaltis. El Celta confiaba en el porterazo que tenía bajo palos, Santiago Cañizares para alzar su primer título. Pero no puedo ser, Cañizares no tuvo el día, ni tampoco Alejo, que falla el quinto lanzamiento de los celestes.

Tantos años después revivirlo aun duele. Pero escucharlo merece la pena.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?