Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 14 de Octubre de 2019

Otras localidades

"Ha sido un placer ser vuestro entrenador"

Rafa Guijosa se va del Ademar empujado por los resultados. El Ademar no tendrá que asumir los dos años de ampliación firmados meses atrás.

Rafa Guijosa y Cayetano Franco, durante el acto de despedida del técnico /

La misma sala que hace dos meses alumbró la renovación de Rafa Guijosa por dos campañas más asistió este lunes a la despedida del técnico madrileño. Una decisión que parecen compartir las partes, a tenor de las explicaciones, no muchas, dadas en su comparecencia ante los medios. En el acto, el propio entrenador salió a defender a una Junta Directiva, con el presidente Tano Franco al frente, rodeada por las numerosas preguntas que subyacen tras la destitución del entrenador elegido en un principio para mantener el proyecto.

"Es una comunicación para la que esta directiva no estaba preparada. Entendíamos que el club necesitaba un cambio de rumbo", explicó el dirigente. Guijosa, al que acompañó toda la plantilla, desea que "esto sea lo mejor y que el club esté donde merece estar. No voy a alimentar ninguna situación crítica ni un linchamiento público, ni a mi ni a la Junta Directiva. Lo que haya pasado ha pasado y ya está. En un club de esta exigencia marcan los resultados y si no lo consigo, entiendo que esto debe ser así".

Los jugadores del Ademar arroparon al ya ex entrenador en el momento de su adiós / Radio León

La única motivación, aseguró el rector del club, es la deportiva. Franco también confirmó que el Ademar no tendrá que asumir el contrato en vigor que expiraba en 2021 tras la decisión de renovar al técnico. Apenas sesenta días después se anula el acuerdo anterior porque "las cosas han cambiado y el rumbo del equipo ha sido diferente al esperado. Esta directiva cada vez que toma una decisión lo hace con toda la responsabilñidad. Entonces era lo adecuado y no hay que arrepentirse de lo hecho porque lo hecho, hecho está", señaló Franco. "Tengo que echarle una mano a Tano. Las personas dejamos nuestro grano de arena, pero lo importante es la entidad" apuntó Guijosa.

Emocionado, el inquilino del banquillo marista durante las cuatro últimas temporadas agradeció la confianza mostrada hasta la fecha por la directiva y se dirigió a jugadores y aficionados: "ha sido un placer ser vuestro entrenador". Apoyará en la sombra a Diego Dorado, su relevo, y mirará al futuro con una máxima: "en cualquier sitio marcarán los resultados, pero de la misma forma la pasión con la que cada día me levanto para entrenar a estos chicos puede con cualquier temor".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?