Últimas noticias Hemeroteca

Le piden entre cuatro y cinco años a un hombre por supuestamente haber estafado 127 mil euros a una mujer a la que conoció por internet

El niega haber mantenido una relación sentimental, entanto ella sí que admite dicha relación

La fiscalía mantiene la petición de cuatro años para un hombre (M.A.V.), vecino de Lugo (Lamas de Prado), al que se acusa supuestamente de haber estafado 127 mil euros a una mujer, de Rábade, que se hallaba bajo un “bajo estado anímico” tras la muerte de su madre y su pareja sentimental, en tanto que la acusación particular eleva la petición a cinco años.

El juicio se celebra en la sección segunda de la Audiencia Provincial de Lugo, donde la fiscalía sostiene que el hombre le hizo creer a la mujer que conocía operaciones de subastas judiciales y la convenció para que le entregara 127 mil euros para adquirir varios inmuebles. El procesado no llegó a realizar ninguna operación, según la acusación pública, y se apropió del dinero.

Durante la vista, el acusado negó haber tenido ninguna “relación sentimental” con esta mujer, entre 2013 y 2014, a la que conoció a través una página de contactos, aunque sí que admitió que quedaban esporádicamente pero que desconocía que hubiera fallecido su madre. “Nunca me dijo cual era su situación personal”, atajaba.

Admitió entregas de dinero, hasta llegar a 127 mil euros, que se expedían para supuestamente comprar viviendas, un piso en Foz en concreto. Luego atestiguó que la mujer “amenazó” a su hermano e incluso se puso en contacto con su esposa para reclamar 30 mil euros “más” de lo que supuestamente había recibido de la víctima, que finalmente devolvía a finales de 2014.

Una versión que difiere totalmente de lo dicho por la mujer, con la que se presentó como “soltero” y trabajador de “telefónica”, una vida totalmente ajena a la realidad de este hombre que trabajaba en la empresa de mantenimiento de su hermano, estaba casado y tiene dos hijos, al igual que la mujer. La víctima sí fue clara al afirmar que sí que mantuvieron una “relación sentimental”.

Reconoce cuatro entregas de dinero; 36 mil euros, 20 mil, 15 mil y 50 mil, respondiendo precisamente a esa “confianza” por cuanto el se había presentado también como conocedor de subastas judiciales. Los últimos 50 mil euros servirían para la compra de un bajo en A Coruña.

Pero llegó un momento en que ya no respondía a sus llamadas, ni a los wasaps, por lo que se puso en contacto con el hermano del presunto estafador y con su mujer con la que se citó en un parque, con la intención de recuperar el dinero.

Ya a finales de 2014, luego de un burofax se le reintegran los 127 mil euros a quien en el juicio confesaba que por esas fechas estaba “mal sicológicamente, físicamente y moralmente” tras el fallecimiento de su madre y de su pareja.

El abogado del procesado, Óscar Fernández, defiende la “inocencia” de su cliente, apelando a relaciones “complejas” de “las parejas y de los sentimientos entre ellos”.


Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?