Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 24 de Julio de 2019

Otras localidades

El acusado niega los hechos aunque reconoce una relación sexual con una alumna cuando ya era mayor de edad

El profesor del Conservatorio, para el que la Fiscalía pide 56 años de cárcel, ha negado todas las acusaciones

El profesor de piano del Conservatorio acusado de trece delitos, entre ellos agresión sexual y abuso sexual a menores, ha negado todas las acusaciones durante su declaración en la primera jornada del juicio, aunque sí ha reconocido haber mantenido relaciones con una de las denunciantes, de forma consentida y cuando ella era mayor de edad, cuando ya tenía 18 años y un mes.

El acusado, J.M.M.T., para el que el Ministerio Fiscal pide 56 años de cárcel, ha rechazado que haya mantenido durante años un “control emocional” sobre varios de sus alumnos, haber tenido comportamientos intimidantes, actitudes de menosprecio o comentarios con connotaciones sexuales.

Ha respondido a las preguntas del Ministerio Fiscal, de la acusación particular que conforman los ocho denunciantes, y también de su abogado defensor.

El profesor ha reconocido que con una de las alumnas, a la que daba clase desde los nueve años, mantuvo hasta seis relaciones sexuales, por espacio de varios meses, que terminaron a instancias de él cuando ella comenzó a salir con un chico. En todo caso, asegura que fue motivado por el “cariño mutuo, fue consentido, iniciado por ella, y cuando era mayor de edad”, ya que había cumplido 18 años y él contaba 43.

Ha reconocido que “moral y éticamente no actúe como debía”, pero defiende que que fue una relación que se prolongó por espacio de varios meses y que no estuvo motivada por el "miedo, la coacción y ni siquiera la busqué yo".

Asimismo, sostiene que después de que él pusiera fin a esta relación porque la alumna había empezado a salir con un chico, ella le siguió llamando mientras estudiaba en Madrid durante los años siguientes.

Los ocho denunciantes que componen la acusación particular han pedido declarar tras un biombo para, según su letrada, "evitar el contacto visual con el acusado". La primera en hacerlo ha sido una alumna que dio clase de piano con él entre 1993 y 2001, y que le ha calificado como una persona con "muchas caras"  que podía ser "atroz y cruel".

Ha explicado que le obligó a quitarse la camiseta en clase y le tocó, que en alguna ocasión mostró imágenes pornográficas a ella y otros compañeros, y que en un momento de enfado le agarró de la entrepierna.

También ha declarado un profesor de piano que tuvo de alumnas a dos de las víctimas. El juicio oral se reiniciará a las diez de la mañana de este jueves, 25 de abril.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?