Domingo, 24 de Enero de 2021

Otras localidades

El conductor del ALSA accidentado en Avilés cree que el pilar contra el que chocó debía estar protegido

La acusación particular trata de demostrar que el chófer se durmió por efecto de un medicamento contra la epilepsia

El conductor perdió una pierna a consecuencia del siniestro.

El conductor perdió una pierna a consecuencia del siniestro. / Europa Press

El abogado defensor del chófer del autobús ALSA que en septiembre del 2018 sufrió un accidente  en la salida de Avilés en el que fallecieron cinco personas,  Víctor Tartiere, ha asegurado este jueves que pedirá nuevas pruebas, al entender "que el pilar -contra el que chocó el vehículo conducido por su cliente- no tenía la protección obligatoria que hubiera reconducido al vehículo a la carretera, y hubiese evitado muchas de las consecuencias del accidente".

El letrado ha realizado estas declaraciones a la salida de los juzgados de Avilés, donde la jueza del juzgado de instrucción numero 3 ha tomado declaración como investigado al chófer que se estrelló contra uno de los pilares de las obras de los nuevos enlaces del Parque Empresarial Principado de Asturias, el PEPA, causando la muerte de cinco personas y heridas graves a otras 15,  incluido el conductor, que entre otras secuelas ha perdido una pierna.

Una quincena de abogados se han personado en estas diligencias abiertas para esclarecer lo ocurrido en aquel accidente. " Él no se ha dado cuenta de nada de lo que ha pasado y no puede precisar como fue el accidente ni dar ningún detalle del mismo, y poco más se puede añadir al atestado de la guardia civil. No recuerda nada antes, durante y después del accidente", ha señalado Víctor Tartiere.

El investigado ha reconocido que estaba tomando un medicamento contra la epilepsia el día del accidente. " Ese medicamento no es incompatible con la conducción, al revés es preventivo de determinadas enfermedades. No fue un problema de somnolencia, fue más complejo", ha apuntado el abogado defensor.

Sin embargo, uno de los abogados de la acusación particular, Gonzalo Botas, ha dado otra versión ante los medios de comunicación. "No sabemos por qué en el informe de la mutua no aparece el medicamento que el toma que es el Cirvax, que según la ficha tiene como reacciones más frecuentes la somnolencia, que puede que sea la causa el accidente, y por lo tanto puede haber una serie de negligencias, porque él estaba tomando un tratamiento con el que no debía conducir, y ni mucho menos un autobús", ha señalado Botas.

En estas diligencias previas las acusaciones particulares quieren determinar las posibles negligencias de mutuas, médicos u otros factores que hayan provocado el accidente, pero de momento sólo señalan a un culpable. "Vamos a mantener la acusación contra el chofer, y hoy no puedo decir que haya otro responsable del accidente, que no sea él", ha zanjado Botas.

La jueza del Juzgado Instrucción Número 3 de Avilés ha de fijar próximamente la fecha del juicio, que depurará las responsabilidades del accidente.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

A continuación

    Último boletín

    Emisoras

    Elige una emisora

    Cadena SER

    Compartir

    Tu contenido empezará después de la publicidad

    Cadena SER

    ¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?