Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 17 de Octubre de 2019

Otras localidades

Los socios de Gobierno en Valencia retiran tres mociones del Pleno para no evidenciar sus diferencias

Munición cruzada en el orden del día de la última sesión de la legislatura entre las fuerzas progresistas ante las elecciones municipales

El Ayuntamiento de Valencia ha celebrado este jueves su último pleno ordinario de la legislatura evidenciando la fractura entre los socios del Gobierno de la Nau. Compromís y València en Comú, han retirado tres mociones del orden del día que previamente habían presentado, una de ellas incluso conjuntamente, y que se tenían que debatir durante la sesión de hoy.

Propuestas que podían ahondar en las diferencias entre los partidos. Compromís había planteado una moción sobre la limitación de los precios de alquiler de las viviendas, mientras que Valencia en Comú había hecho lo propio para solicitar a la Autoridad Portuaria una nueva evaluación del impacto ambiental de la ampliación norte del puerto.

La respuesta oficial es que finalmente se han retirado porque estas propuestas podían llegar a alargar mucho el debate y en consecuencia, la duración del pleno. Pero según ha podido saber la SER, las formaciones han retirado estas mociones, tras debatirlas en privado con sus compañeros en el ejecutivo, en un intento de no dañarse mutuamente.

El rival político, más si cabe a tres días de unas elecciones autonómicas y a un mes de las municipales, puede convertirse pasados los comicios en la llave para formar Gobierno. Estas mociones acusarían un innecesario desgaste para los partidos progresistas en temas como la vivienda, un área de competencia de la formación morada, que podría evidenciar inacción política por parte del grupo que lidera María Oliver. Y la ampliación del puerto, que podría suponer una escisión más en el electorado de Compromís tras asumir que la ZAL del Puerto tiene que aceptarse tal y como está.

Además, la moción conjunta de Valencia en Comú y Compromís, iba destinada a que el pleno rechazara le proyecto de Intu Mediterrani, en Paterna. Algo que hubiera puesto contra las cuerdas a sus socios socialistas, que siempre se han mostrado a favor de la construcción del macro centro comercial y por tanto, se hubiera evidenciado la ruptura, una vez más, del tripartito en la ciudad.

Precisamente, la única que se ha pronunciado al respecto ha sido la primera teniente de alcalde y candidata socialista, Sandra Gómez, que califica este movimiento de rectificación y agradece a sus socios que hayan dado marcha atrás en un asunto que hubiera obligado a romper el Gobierno en el último pleno. No entiende Gómez que se quisiera empañar el consenso que todos se han esforzado por conseguir durante cuatro años por motivos electorales.

Eso sí, también ha sido día de despedidas y buenas palabras de Gobierno y oposición para cerrar etapa, agradeciendo su trabajo a los funcionarios del consistorio y hasta a los periodistas. Muchos concejales seguirán en el hemiciclo en el próximo mandato pero otros tantos, no. Por ejemplo, ninguno de los ediles del Grupo Popular irá en la listas para los comicios del 26 de mayo y la concejal de Servicios Sociales, Consol Castillo, y la de Migración, Neus Fabregas, tampoco formarán parte de las candidaturas de Compromís y Valencia en Comú, respectivamente, a las elecciones municipales.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, cerraba la sesión con un mensaje: "cuando llegamos aquí muchos decían que íbamos a durar menos que un caramelo en la puerta de un colegio, pero no". Ribó asegura que son gente de izquierda con pensamientos diferentes que saben ponerse de acuerdo en beneficio de la ciudad.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?