Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 18 de Julio de 2019

Otras localidades

Desastre y drama en El Ejido

El UCAM no generó peligro, se descompuso cuando recibió el primer gol en contra y acabó el partido con diez jugadores

Titi pelea el balón en el Municipal de Santo Domingo /

Segunda jornada consecutiva del UCAM sin ganar. Tras el empate de la semana pasada y habiendo abandonado la zona de playoff, el equipo murciano sumó una piedra más a la pesada mochila que lastra a los azulones en el tramo final de liga regular.

Los primeros minutos del partido fueron de dominio local. Las ocasiones cayeron del lado de El Ejido 2012, que generó la primera a los siete minutos de partido. De forma casi consecutiva, una comprometida cesión a Germán estuvo cerca de regalar el primer tanto celeste.

La disposición de Munitis en el UCAM fue la habitual. Los carrileros, Gurdiel y Migue, se mantuvieron abiertos en banda para generar un peligro que no llegó en los primeros 45 minutos. Toni Arranz sería el encargado de ser el pivote defensivo para recoger el testigo de los centrales. El juego se embarró en el centro del campo y los locales combatieron con mucha seriedad el juego propuesto por los universitarios.

La colocación del UCAM en el campo fue la correcta, pero no hubo una jugada clara que diese a entender que los visitantes entraban en el encuentro. Reparto de puntos al descanso, un cero a cero que ponía en bandeja un cambio de sistema obligado a Munitis de cara a la segunda parte. Pero no cambió absolutamente nada. Luis Fernández entró al cuarto de hora de la reanudación. En su lugar se marchó Hicham, que no aportó nada en ataque durante el partido.

El siguiente en abandonar el césped fue Titi, que a pesar de ir a por los balones y querer luchar las jugadas, no fue suficiente para hacer una buena actuación. Entró en el terreno de juego Onwu, de nuevo más dinamita arriba y centímetros al remate. Este cambio llegó rozando la media hora, quizás demasiado tarde para un gol que se le resistía al UCAM. El problema es que el equipo de Munitis no generó nada de peligro. Nulo ataque, espeso centro del campo y cero acierto.

Tras estos cambios, insisto, muy tardes, llegó el gol de El Ejido 2012. El tanto local vino tras una ocasión que Kilian Grant mandó a las nubes. En la siguiente jugada, los celestes trazaron una excelente contra tras recuperar un balón en el centro del campo. Inició el ataque Tomás, que asistió a Álvaro González para que el futbolista de El Ejido alojase el balón en la escuadra con un derechazo potentísimo (1-0).

Pero continuó el desastre, el UCAM no reaccionó una vez más tras recibir gol en contra. Galas fue expulsado en el 34 de la segunda parte por doble amarilla y, para más drama, encima le pitaron penalti en contra a los universitarios. El encargado de ejecutar pena máxima fue Tomás, que no titubeó e hizo el segundo gol para los suyos (2-0). Los murcianos terminaron rotos, ese penalti fue el golpe de gracia del que no se pudieron levantar.

El reloj continuó avanzando muy lento para los visitantes, los jugadores se miraban unos a otros y se encogían de hombros. No entendían que pasaba, la imagen mostrada en este tramo fue para olvidar. El árbitro pitó el final y las caras largas del equipo de Munitis abandonaron el césped sin consuelo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?