Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 18 de Febrero de 2020

Otras localidades

'Aliviados, pero atentos...'

Hemos podido comprobar, con cierto alivio, cómo se ha desinflado el apoyo hacia los que están irrumpiendo en la vida política, aprovechándose del juego democrático

Me alegro de cómo transcurrió este domingo la jornada electoral por el alto índice de respuesta de los ciudadanos que salieron a la calle para ejercer el derecho al voto. También porque tras días de mucha incertidumbre hemos podido comprobar, con cierto alivio, cómo se ha desinflado el apoyo hacia los que están irrumpiendo en la vida política, aprovechándose del juego democrático, alentados por la ola de radicales de extrema derecha que invade Europa.

Estoy convencida de que este domingo, la extraordinaria movilización electoral, la segunda en importancia en la historia democrática española, ha permitido que ganara claramente la democracia frente a quienes representan la España más casposa.

Han ganado las mujeres, los inmigrantes o el colectivo LGTB. Hemos ganado todos. Pero el hecho de que la extrema derecha haya conseguido solo 24 escaños -muy lejos de sus expectativas- no nos debe contentar. Al final, estarán en el Parlamento. No hay que dejar de estar atentos. Ya no se puede mirar a España como ese país europeo libre de los extremismos de la derecha. Comenzamos en Andalucía y ahora, con menos fuerza, eso sí, han entrado en el Congreso. Ya sólo Portugal, Irlanda, Malta y Luxemburgo se libran de su presencia en sus respectivos parlamentos.

Los españoles han dado mayoritariamente su apoyo a la izquierda que ha vuelto después de bastantes años para quedarse en el Gobierno, aunque retrocede Unidas Podemos. Pedro Sánchez, a quien algunos sectores del PSOE no querían, ha renacido y ha vencido, a pesar de los mensajes negativos y a veces falsos que se han vertido durante la campaña contra él y contra la izquierda.

Y si hay un claro perdedor este es el Partido Popular de Casado, que ha hecho suyos algunos planteamientos propios de la derecha más retrógrada, dejando el hueco del centro y de la derecha algo más moderada al partido de Albert Rivera, que se ha autoproclamado ya líder de la oposición.

Al final el PP se ha quemado y ha sufrido un fuerte varapalo. Hoy, en Génova, ya no ríen con tantas ganas. Y no digamos, por lo que nos atañe, en la provincia de Cádiz, donde el PSOE ha borrado del mapa el azul de los populares. Lo mismo que ha ocurrido en el Campo de Gibraltar, donde es patente la debacle del PP, que ha pasado a ocupar el cuarto puesto en número de votos, por detrás de Vox, que se ha hecho notar, especialmente en Algeciras.

En cualquier caso, el Campo de Gibraltar queda fuera de estar representada en el Parlamento. Un hándicap para una comarca tantas veces olvidada, no sólo por parte del Gobierno central, sino desde Sevilla y no digamos Cádiz. A pesar del fuerte aumento de votos del PSOE Gemma Araujo, que iba en el puesto número cuatro, no tendrá escaño, al menos de momento, a la espera de que Fernando Grande-Marlaska, que encabezaba la candidatura socialista en la provincia, pueda repetir o no como ministro.

Y sin duda, quien no tiene que estar nada contento es el popular José Ignacio Landaluce, que no ha revalidado su puesto en el Senado. Habrá que ver cuál será su planteamiento de cara a las municipales del 26 de mayo.

Cojamos fuerzas para afrontar una nueva campaña electoral y confiemos en que los candidatos hablen más de sus propuestas que de atacar al contrario. Los ciudadanos nos lo merecemos como nos merecemos que los políticos que nos van a representar estén a la altura de esta democracia que tenemos que cuidar entre todos.

Temas relacionados

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?