Últimas noticias Hemeroteca

Jueves, 19 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Un puñetazo en la mesa

La consejera de hacienda del Gobierno de Canarias, Rosa Dávila, dijo aquí el martes, que era el momento de que Canarias diera un golpe sobre la mesa y dejara atrás el rigor en materia de estabilidad presupuestaria, que ha marcado el gobierno central del pp y que no ha variado el actual gobierno en funciones del psoe, y con esas, gastar el dinero del superávit en los servicios públicos, sanidad, educación y servicios sociales, además de empleo. Estamos hablando de unos 300 millones de euros, cifra que no es desdeñable en absoluto.

 Desde este comentario hemos defendido por activa y por pasiva, en muchas ocasiones, la necesidad de que Canarias se gastara el dinero y no fuera tan prudente, rigurosa y austera, viendo como hemos visto como otras regiones incumplían, se endeudaban y el gobierno central no las penalizaba y ni siquiera les llamaba la atención. Y mientras, el gobierno canario cumplía y además se quedaba en superávit, fundamentalmente porque no tenía tiempo de gastar las partidas del año en curso porque se las enviaban tarde. Es como llevarte al borde de un precipicio con el viento en contra y enterarte que te ganas la lotería.

 Ángel Víctor Torres también ha dicho que si no vulnera la ley no estaría en contra. El jefe del psoe, fue prudente al respecto y los empresarios también han dicho lo mismo sin conocer los detalles de la medida y hoy escucharemos en este programa la posición de los sindicatos. Veremos lo que dicen.

 Lo cierto es que la decisión sería de calado y supone un giro copernicano del gobierno de Clavijo, que este ha justificado por la falta de respuesta del gobierno de España, tras muchas solicitudes de autorización. Está claro que para nuestras islas y para la gente de aquí ha sido un mal negocio pasarnos de cumplidores. No se trataba de meternos en déficit, sino poder gastarnos lo que nos sobraba.

 Parece que la medida siendo necesaria y tardía, tiene ahora un marcado carácter electoralista a falta de menos de un mes para las elecciones autonómicas, como también lo tenían los viernes sociales de Pedro Sánchez. Eso es evidente y palmario. Lo de unos y lo de los otros. Aunque ambas sirvieran para el interés general.

 Lo que nadie podría justificar es que la decisión del gobierno de aquí tuviera consecuencias negativas para Canarias por parte del estado y no las haya tenido para nadie, es decir para regiones como la Valenciana, Murciana o Andaluza. Así que lo que es igual no es trampa.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?