Últimas noticias Hemeroteca

"Queremos una ciudad moderna, sostenible y atractiva para la inversión"

Francisco Aguilera regresa a la política para concurrir en las elecciones del 26M con la Unión de Ciudadanos Independientes (UCIN)

Francisco Aguilera, candidato de UCIN, en el Geriátrico de Linares. /

Francisco José Aguilera encabeza la lista del partido Unión de Ciudadanos Independientes (UCIN) con vistas a los comicios del próximo 26 de mayo. El que fuera Consejero de Turismo en Andalucía en el gobierno que compartieron PSOE y PA vuelve a la escena tras nueve años de inactividad política. Médico de profesión y afincado en Linares desde hace muchos años, donde ha formado su familia y asentado raíces, el alcaldable atiende la llamada de esta casa y responde nuestras preguntas en esta entrevista en el Geriátrico.

¿Por qué ha elegido este sitio para la entrevista?

Llevo trabajando aquí desde hace 34 años. Desde hace unos diez está cerrado uno de los edificios, entero. Se recuperaron dos plantas pero siguen cerradas. Hace cuatro o cinco años me propusieron un proyecto para hacer una unidad de convalecencia y paliativos. Fue pasando todos los trámites pero, con todos los "okeys" se ha quedado parado. Es una idea bonita e interesante porque cubre asistencia socio-sanitaria. Sería un proyecto bastante justificado.

¿Cuándo decide regresar la política y por qué?

Cuando me he dado cuenta de cómo se presentaban las candidaturas y qué alternativas había. Sobre todo cuando veo que, cuando hay una política de partido, tarde o temprano suena un teléfono de Madrid o Sevilla para decirte que Jaén, Andújar o Úbeda se pueden cabrear. Eso es un agravio comparativo, una situación de maltrato institucional para la ciudad. No podemos pensar en que se enfaden los demás. Aquí esto ha pasado con la ITI. Sonó el teléfono y todo el mundo estaba de acuerdo con que la inversión fuera para Linares y la comarca pero, al final, acabó siendo para la provincia. Al final ha sido un café para todos, con lo cual, hambre para todos. El momento de reivindicar la situación de Linares no pasa por ser sumisos y esperar a otro momento por la gravedad económica y de paro. Estoy de vuelta ya de muchas cosas, no tengo que hacer una carrera política porque, profesionalmente, estoy contento con mi situación laboral. Este paso adelante es porque creo que merece la pena de verdad.

¿Tiene usted algún referente político?

Hay algunas personas que me han decepcionado. Pero tenemos que hablar de los referentes que he tenido más a tiro. Me acuerdo del alcalde de Cabra, el andalucista Pepe Calvo. Tengo muchos amigos de mi anterior época política, de todos los espectros políticos que nunca van a dar una portada en un medio de comunicación pero que son gente coherente con sus ideas. Si mañana hay una buena propuesta de IU, PP, PSOE, Cs... hay que apoyarlo y no se pueden poner palos en las ruedas.

¿Cómo ha vivido los recientes cambios en el último mandato municipal?

Se han visto cosas de patio de colegio. Ahora mismo no toca eso. Me da temor que todo el espíritu reivindicativo de Linares se esté neutralizando, porque así está ocurriendo. El clima de crispación no le ha favorecido a la ciudad y, además, le ha dado justificación a quienes no nos dan los recursos diciendo que, si no os entendéis entre vosotros, cómo vamos a ayudaros... Eso ha dado pie a quitarnos las posibilidades que nos correspondían.

¿Cómo se imagina Linares en diez años?

En fase de construcción. Pero tiene que ser moderna, más sostenible y habitable. También más segura y, sobre todo, atractiva para la inversión. Hablar de tecnología 4.0 cuando todavía tenemos una estación de autobuses de la época de María Castaña... cuando tenemos unos accesos a la ciudad en mal estado desde hace años... proyectos parados como el del Geriátrico... Al final tenemos que conseguir que se arregle y ahora toca todo ese tipo de cosas. Cuando se vayan dando los pasos, la gente que quiera invertir en Linares encontrará una ciudad cómoda para vivir. Si no, estaremos mirando siempre nuestro ombligo y no avanzaremos.

¿Qué haría como alcalde para conseguir todos esos cambios?

Lo primero es utilizar los recursos que dependen de ti. Sobre accesos, por ejemplo, puedes arreglarlos. Me refiero a puntos negros, señalización, información... La estación de autobuses, darle un cambio... Por ejemplo, Linares es la segunda ciudad de más de 50.000 habitantes con menos zonas verdes por habitante. Una ciudad con espacios así tiene más posibilidades de desarrollarse. Luego hay cosas concretas porque, visualizando los presupuestos, se contemplan sólo 30.000 euros para la rehabilitación del Mercado de Abastos, 100.000 euros para pavimentación y asfaltado...con eso digo yo que no podemos hacer mucho. Son cosas que podemos hacerlas. Que una licencia de obra cueste el 7 por ciento a alguien que va a poner una nave industrial cuando, por ejemplo, en todos los pueblos de alrededor están entre el 3 y el 3,5 por ciento, despista a la inversión. No nos hace competitivos. Hay que abrir más el abanico en la formación de jóvenes en la Escuela Taller. Está el tema de la informatica, comunicaciones... pero también el que hemos propuesto, es decir, el de mantenimiento de maquinaria agrícola. Nos uniría al resto de la provincia en el terreno más importante de la provincia, el Olivar.

¿Qué es lo primero que haría si gana las elecciones?

Hablar con todos los partidos para que tuvieran implicación en el gobierno. Debemos intentar que de verdad se cumpla. Siendo consejero, implicábamos a la gente en su trabajo. Hay ciudadanos con inquietudes y todo eso se agradece... pues igual haríamos con las formaciones políticas.

Su partido, ¿Es de izquierdas, derechas o de centro? ¿No encaja en ninguna de esas etiquetas?

Tiene unos estatutos básicos en defensa de la Constitución y los derechos fundamentales del ser humano. Estaríamos dentro de una política de centro. Pero lo que hay es una total y absoluta libertad para coaliciones, formación de gobierno etc...

 


Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?