Últimas noticias Hemeroteca

Campos reconoce que fue "penoso" el enfrentamiento en el pleno entre el diputado no adscrito y el socialista Lino Rodríguez

Martínez no pide disculpas

El presidente de la Diputación de Lugo, Darío Campos, ha reconocido hoy que fue “penoso” el enfrentamiento, con insultos en el último pleno entre el diputado no adscrito, presidente de la sociedad del suelo (SUPLUSA) y alcalde de Becerrea, Manuel Martínez, y el diputado socialista y alcalde de Pol, Lino Rodríguez, a cuenta de la apertura de residencias, con peinetas y alusiones a la madre de Martínez.

Campos ha confesado que la situación que se vivió “no” es la que “desearía”, para seguidamente afear que “éste ha sido un mandato que ha sido bastante penoso en cuanto a la postura de la oposición y la provocación que venimos sufriendo durante todo este mandato, y alguna persona no se aguanta y tiene que contestar”, se esmeraba en justificar en este caso al alcalde de Pol.

“Es penoso, de hecho yo no me enteré de los insultos, hasta verlo después. Pero insisto fue penoso –el incidente- y la oposición durante este mandato ha sido destructiva, dedicándose a embarrar el terreno de juego. En tanto el gobierno lo único que ha hecho es trabajar por y para los vecinos”, ha remarcado.

Resume el trabajo del PP y de Martínez, que preside la sociedad del suelo SUPLUSA, en “poner trabas a los proyectos que eran pioneros en la provincia, como es el caso de la apertura de las residencias (para mayores que promueve la diputación)”. “Hay administraciones que llaman a la diputación para conocer como funcionan las residencias, y en ese sentido yo me siento orgulloso del trabajo que se hizo desde aquí. Además somos la única administración que seguimos licitando obra pública en la provincia”, ha presumido.

Finalmente, el presidente provincial niega que la apertura de estos centros sea “ilegal”, tanto es así que “tenemos todos los informes jurídicos de esta casa, que van en la misma dirección o se equivocan nuestros jurídicos, incluso técnicos de la universidad que ratifican los informes de todos nuestros jurídicos”. “Pueden decir que es ilegal porque abrimos una residencia –Trabada- y eso es lo que les duele (a la oposición)”, zanjaba.

Previamente, el diputado no adscrito y presidente de SUPLUSA, Manuel Martínez, se escudó en cuanto al enfrentamiento con el alcalde de Pol en que ese día, el del pleno, había dicho que iba a abrir la residencia “de forma ilegal”, con lo que le aplaudía “irónicamente”. “Era digno de aplaudir porque es la primera vez que escucho a alguien que dice que va a cometer una ilegalidad”, se excusaba.

Además se ha afanado en disculparse al describirse como una persona que “ha sido fuente de polémica durante mucho tiempo, pero el problema que tengo es que digo las cosas a la cara y puede molestar a la gente”.

Martínez, al hilo de esto, ha dejado claro que “no” tendría “inconveniente” en cogerle el teléfono a Rodríguez y “en aceptarle las disculpas, pero igual se las tiene que pedir a mi madre”.

Y dicho esto comparaba al alcalde de Pol, “con otro liberal que había en la provincia, que era el alcalde de O Vicedo (PP), Prado Villapol, que es una persona muy parecida a esta”. “Solo le falta ponerle al pueblo de Pol su nombre, el de Lino o dedicarse una calle, pero las formas son muy similares”, retrataba.

Incluso ha llegado a desvelar de Rodríguez que “en 2015 fue a ofrecerse al Partido Popular, peregrinó a Mondoñedo y no a ver la catedral (la alcaldesa de Mondoñedo es la presidenta del PP de Lugo)”, desvirtuando que el alcalde de Pol “le llame la atención a otro diputado que estuvo 40 años defendiendo esa camiseta (por el PSOE) es estrambótico y un esperpento”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?