Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 21 de Septiembre de 2019

Otras localidades

Están los amigos y los compa´ñeros de partido

Podemos ha demostrado que internamente ya se comportan como el resto de partidos, vamos como la casta que denunciaban antes. Y el último capítulo se ha producido el mismo día de las elecciones generales, en las que en Canarias la formanción morada, ha sido la segunda fuerza más votada. Es decir que no hay peor cuña que la del mismo palo.

 

Lo que ocurrió a las 18 horas de la tarde de este pasado Domingo 28 de Abril es, que un grupo de más de 15 personas que iban en las candidaturas insulares de Podemos en Gran Canaria, Fuerteventura y Tenerife, renunciaron ante la junta electoral, a presentarse a las elecciones al parlamento canario, cuando apenas quedaban un par de horas para cerrar las listas definitivas. Resulta cuasi-inverosímil, pero así fue. Ni siquiera se lo comunicaron a la dirección regional que lidera la propia secretaria general en las islas. Y es que Noemí Santana, también candidata a la presidencia del gobierno de Canarias, se podría haber quedado fuera del parlamento ya que la lista podía haber sido anulada. Nada más y nada menos.

 

Es decir que la crisis interna tras las primarias, tanto a la dirección del partido como a las listas, ha dejado mucho heridas abiertas en Unidas Podemos en el archipiélago que son indisimulables. Ayer lo dejó claro aquí Carmen Valido, que ha sido hasta ahora diputada en el Congreso y ahora iba de tres por Gran Canaria a la cámara canaria. Las posibilidades de salir de Valido eran muchas, pero prefirió renunciar al cargo por desavenencias internas.

 

Las diferencias están en si preferían un pacto con Izquierda Unida y no con Sí se Puede, que fue el que se acordó, pero existen otros, como cambios en las listas después del resultado en las primarias, etc. La verdad es que las diferencias son personales y se escenifican en corrientes que parecen irreconciliables.

 

Casi todos ponen las diferencias entre dos grupos, los de Noemí y los de la exsecretaria general, Mery Pita, pero esta nos lo ha negado. Dice no tener nada que ver en el asunto, aunque no quiere hablar públicamente sobre el asunto, tampoco Noemí Santana. Sea como fuere, la escenificación de la nueva crisis les perjudica claramente con una falta de oportunidad que vería cualquier inexperto en la política.

 

Pero cada uno sabe lo suyo. Ya se sabe que están los amigos y los compañeros de partido.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?