Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 23 de Octubre de 2019

Otras localidades

El presunto maltratador de la perra irá a prisión aunque sea condenado a menos de dos años

El día que la recogieron y le curaron las múltiples heridas provocadas por las mordedura de otros perros, estaba "muy asustada" y "en estado de shock"

La magistrada Sandra Barrera, del Juzgado de lo Penal Número 1 de Santa Cruz de Tenerife, ha señalado que si finalmente decide condenar al presunto maltratador de la perra 'Milagros', a la que tiró a un contenedor dentro de una maleta al creer que estaba muerta, irá a prisión aunque la condena sea inferior a dos años.

En una entrevista a la 'Cadena SER', recogida por Europa Press, la magistrada ha aclarado que con las pruebas practicadas, que aún debe ponderar y valorar, en el supuesto de que haya una sentencia condenatoria, aunque no llegue a dos años, "probablemente" no habría una suspensión de la condena porque "no es algo obligatorio".

La jueza apoyaría su decisión, entre otras razones, en la petición del ministerio fiscal, que solicitó que, en el hipotético caso de que el encausado fuera condenado a ingresar en prisión, no se suspendiera la condena porque no ha habido arrepentimiento y por tratarse de un "execrable" asunto de maltrato animal.

Sandra Barrera consideró que esto sería muy importante porque generaría conciencia animal y porque hay muchas personas en España que piensan que los animales también son miembros de la unidad familiar y "así los debemos tratar, también en un proceso judicial", apuntó.

La decisión de la magistrada de citar a la perra como testigo en un juicio sobre su propio maltrato se ha convertido en un caso "inédito" en la justicia española: "Consideré conveniente su presencia porque es un ser vivo y ha de estar. Ya está bien de considerar que solamente las personas somos las que tenemos derechos. También los animales tienen obligaciones y derechos, y uno de ellos es acudir a su pleito".

Con esto también pretendía que los testigos comprobaran que era la perra que estaba en la maleta y a la que asistieron, pues, tal y como explicó la juez, dentro del escrito de acusación del ministerio fiscal hay una petición de responsabilidad civil al supuesto maltratador, que ha de pagar los daños causados a la perra y a los que hizo frente su nueva dueña o el albergue que la recogió. Además, la magistrada contó que dado que el encausado intervino por videoconferencia, al estar en prisión preventiva, quería demostrar que 'Milagros' es hoy "una perra feliz y que no es agresiva".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?