Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 10 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Sobre la perra testigo

La magistrada Sandra Barrera se ha convertido en personaje por un día: primero por citar como testigo a una perra maltratada por su dueño, que la encerró estando aún viva en una maleta –él jura que estaba convencido de que había muerto tras una pelea con otros perros- y la tiró después a un contenedor. Resulta imposible no sentir simpatía por la pobre perra ‘Milagros’, superviviente de una historia para no dormir. Aun así, todo lo que rodea este juicio se me antoja excéntrico y mediático: la decisión de la jueza de llamar a ‘Milagros’ como testigo parece una interpretación muy forzada de los derechos de los animales. Porque de eso se trata, en palabras de la jueza: de que “también los animales tienen obligaciones y derechos, y uno de ellos es acudir a su pleito”. No sé de qué código o manual saca Su Señoría ese presunto derecho animal a asistir como testigos a pleitos, pero a mí me parece un derecho animal bastante cogido por los pelos.

Un juicio neutral y razonable -un juicio justo-, sería el que permitiera dilucidar si el dueño de la perra era consciente de que la perra estaba viva, y actuar en consecuencia. No parece que la presencia como testigo de la perra sirviera para determinar lo que sabía su dueño. La perra no declaró, ni pudo comunicar nada al tribunal. Fue un testigo, por así decirlo, útil únicamente al propósito de crear “conciencia animal”.

Un juicio en el que se cita a una perra (y a las televisiones para que filmen el episodio) y después se anuncia que es probable que el acusado entre en prisión para dar ejemplo, no es un juicio justo. Las sentencias pueden ser un estímulo para educar a las sociedades en el respeto a los derechos humanos (y animales). Pero las sentencias no tienen ese objetivo. Cuando se imparte justicia debe huirse de la tentación de aleccionar o educar a quienes no están siendo juzgados. Porque una sentencia justa puede mejorar el mundo. Pero una sentencia dictada para cambiar el mundo no tiene porqué ser necesariamente justa o certera.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?