Últimas noticias Hemeroteca
ELECCIONES 26-M ELECCIONES 26-M Los colegios electorales abren sus puertas a más de 37 millones de votantes

Cada vez hay menos hipopótamos

Hace unos días leí un artículo en un periódico de tirada nacional con este título: La escasez de caca de hipopótamo pone en riesgo la alimentación de millones de personas. Te he dejado un silencio para que lo tragues. ¿A que estás pensando que eso no puede ser, que es imposible que haya millones de personas que se alimenten así? Yo también lo creo y el periodista que firma la información también, aunque nos trate de engañar con el sobreentendido. Lo que realmente sucede es que las deposiciones de estos enormes mamíferos, que se protegen del sol sumergidos en los ríos y lagos africanos, favorecen la proliferación de diatomeas en el agua, con lo que se evita el crecimiento de algas que consuman oxígeno. Es decir, a más hipopótamos, más diatomeas, menos algas y más peces. A más peces, más alimento para otros animales y así seguimos la cadena hasta esos millones de personas cuya alimentación podría estar en riesgo por la ausencia de caca de hipopótamo. ¿Mintió el periodista? No, pero asusta ese modo de manipular la información.

Yo lo he vivido de cerca esta semana, porque he visto una noticia que incluía detalles a mi juicio irrelevantes que además eran falsos. Cuando hablé con la periodista que la publicó, me dijo que ella ponía lo que le habían dicho. Y claro, con escribir “según trascendió” la cosa está resuelta. Es la caca de los hipopótamos. Lo que dice es verdad, porque eso es lo que trascendió, aunque fuese mentira. El problema es que es muy difícil después hacer ver que eso que trascendió no era verdad. Los políticos lo hacen mucho. ¿A que sí?

Las noticias las construyen personas y a las personas, y a los medios para los que trabajan, los llegamos a conocer. Por eso sabemos que no hay millones de seres humanos pendientes de los hipopótamos para poder comer. Por eso sabemos que las noticias que vienen firmadas por tal o por cual periodista debemos de tomarlas con pinzas. Por eso elegimos atender a quienes nos parecen solventes. Seguramente es por eso por lo que escuchas Radio León. Aquí esos detalles no se dieron. Ni en otros muchos medios, aunque aquellos detalles “trascendieran”. El verbo trascender tiene acepciones curiosas, por ejemplo: exhalar olor tan vivo y subido, que penetra y se extiende a gran distancia. Huele a algo de eso. No tengo ni idea de cómo es el olor de la caca de hipopótamo, pero es una maravilla que de ella dependa la alimentación de tanta gente. Ayer, al termina de escribir, me fui a ver a Pou al Auditorio. Hacía de capitán Akhab en Moby Dick, de hipopótamo a ballena. Mamíferos y agua limpia.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?