Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 19 de Octubre de 2019

Otras localidades

La curiosa laguna de Navahonda

"Nos vamos de excursión" con Fernando Carreras

Nuestra excursión semanal nos lleva hasta la laguna de Navahonda, en el pueblo de Valparaíso de Arriba, una curiosa laguna que encontraremos entre olivos, almendros y campos de cultivo.

Para llegar a la laguna debemos de ir hasta el pueblo de Valparaíso de Arriba, salimos de Cuenca por la A 40 dirección Madrid, una vez que veamos el desvío a Valparaíso de Abajo, salimos de la autovía, y continuamos la señalización a Valparaíso de Arriba, una vez entramos en el pueblo, dejamos el pueblo en alguna de sus calles y veremos una señal hacia Verdelpino de Huete, y al lado la primera señal hacia la laguna de Navahonda. Seguimos la carretera y a un kilómetro más o menos a mano derecha vemos otro cartel que nos indica hacia la laguna, al poco de coger el camino de tierra a mano derecha cruzamos el río Valparaíso, cogemos esa senda y la seguimos todo el recorrido hasta la zona de La Laguna.

Fernando Carreras

A lo largo del camino veremos zonas amplias de campo de cultivo de cereal, con pequeños bosques de robles y encinas en las zonas montañosas, con un monte bajo de aliagas y rosales, también es zona de aromáticas por lo que por el camino que vamos haciendo hasta la laguna encontremos tomillo, ajedrea, espliego, etc.

Seguimos todo el rato el camino de tierra hasta que vemos un momento en el que sale a mano izquierda, entre uno de los campos de cultivo otro pequeño camino que sube un poquito, siguiendo este camino ya veremos una bifurcación de frente donde hay una cruz de madera y a la derecha sale un sendero que rodea a la laguna y a la izquierda subiremos a una zona en la que encontramos un mirador.

Cuando lleguemos al mirador, veremos que lo que más sorprende es que en la laguna no suele haber nada de agua, aunque si que suele recuperar algo en la parte baja tras épocas de lluvias. Lo que sí vamos a ver una gran cantidad de carrizo y plantas acuáticas que nos indican que en esta zona ha habido humedad aunque no tenga agua, así que vemos en cantidad de pajarillos entre las zonas de carrizo.

Antiguamente había algunos paneles indicadores con información, pero a día de hoy no hay nada, simplemente una valla alrededor de la zona donde está la laguna y algunas placas que indican la presencia de la misma, desde el mirador veremos también un observatorio de aves, que no se encuentras en buenas condiciones, aunque encontramos en el un pequeño banco para sentarnos a observar la laguna.

En cuanto a fauna, estamos en zona típica de conejos y liebres que podemos encontrar fácilmente correteando entre los campos de cultivo, además de ellos, no es difícil ver algún corzo he incluso rastros de jabalíes que se acercan a las zonas más húmedas.

Una vez vista la laguna, volveremos hasta el pueblo por el mismo recorrido, el camino de tierra y luego un trozo de carretera, en total el camino es de unos 4 km, al hacer ida y vuelta a la ruta en total son ocho pero es un camino bastante llano y muy tranquilo.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?