Últimas noticias Hemeroteca

Viernes, 23 de Agosto de 2019

Otras localidades

Miguel Barcala y Juan Deltell, Embajador Moro y Embajador Cristiano, historia viva de las Embajadas

En 1983 se produce un cambio importante en las Embajadas

Juan Deltell, Pepe Blanes y Miguel Barcala, en el estudio de Radio Elda SER /

Las embajadas de Moros y Cristianos de Elda, junto con los Alardos y Entradas, forman parte de la trilogía festera que componen nuestras fiestas, tratan de rememorar la historia que aconteció en aquella época de dominación árabe y posterior reconquista por parte cristiana de nuestras tierras.

En 1976 se crea la Comisión de Embajadas y Alardos dentro de la Junta Central. Precisamente esta comisión introducirá en 1983 un cambio en las embajadas: se desecharon los textos que hasta entonces y desde la reaparición de las fiestas en 1945, se habían recitado por los embajadores. Se consideró que debían ser sustituidos por unos que, desde el punto de vista histórico, fueran algo más reales de lo que eran los anteriores. Los textos que se introdujeron, y que son recitados actualmente en las fiestas, son: para la Embajada Mora, el texto alcoyano –que es el más antiguo de los parlamentos festeros conocidos- atribuido entonces de una manera que se consideraba definitiva, a nuestro paisano D. Juan Rico y Amat. En cuanto al texto de la Embajada Cristiana, se adoptó el que con el nombre de “La Bandera de la Cruz” escribió en el siglo pasado el poeta eldense D. Francisco Laliga Gorgues.

Durante años las Embajadas se representaban en el campo de futbol. Fue en el año 1984 cuando la Comisión de Embajadas y Alardos, presidida por Pepe Blanes, decide trasladar la celebración del acto de las Embajadas a la Plaza del Ayuntamiento.

Miguel Barcala, Embajador Moro, y Juan Deltell, Embajador Cristianos, desde el año 1979 a 1988, han recordado para el programa Embajada, anécdotas cargadas de sentimiento festero.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?