Últimas noticias Hemeroteca

2-1. El triunfo de la fe

La UD Ibiza supera al Atlético Malagueño y se jugará en la última jornada su clasificación para la Copa del Rey

Cuando parecía que se escapaban los puntos de Can Misses y volaban las ilusiones de jugar la próxima temporada la Copa del Rey, la UD Ibiza volvió a sacar petróleo de dos jugadas a balón parado para conseguir doblegar al Atlético Malagueño. Un gol en propia puerta de Deco a la salida de un saque de esquina en el minuto 88 y una penalti transformado por Cirio con el tiempo reglamentario cumplido le dieron el triunfo al equipo de Pablo Alfaro que tuvo que sudar de lo lindo para deshacerse de un equipo ya descendido pero  que tuvo destellos de mucha calidad en Can Misses.

No fue el mejor día del conjunto ibicenco que como suele ser habitual en las últimas semanas solo introdujo una variación en el once inicial en el centro de la defensa, con Mariano recuperando la titularidad pasando Grima a su posición natural de lateral derecho. Los locales empezaron dominando pero evidenciaron desde el primer minuto la falta de fluidez para llegar con peligro a la portería de Kellyan. El dominio en la posesión no servía para agrietar la defensa andaluza y en cambio los andaluces salían con mucho más peligro. Avisaron primero con un disparo lejano de Lolo y no fallaron en la segunda ocasión tras una buena combinación que culminó Deco con un lanzamiento desde la frontal que se coló por la escuadra.

El gol empeoró todavía más el juego ibicenco, sin profundidad en las bandas, con más voluntad que acierto en sus futbolistas y sin ocasiones claras de peligro en toda la primera parte. Remates blandos a portería y centros que no encontraban rematador.

El panorama no cambió mucho en la segunda parte. Alfaro movió el banquillo con un segundo delantero, Jordi Sánchez, sacando del campo a Raí que no tuvo su mejor tarde.  Buscó también más creación con la entrada de Armenteros, pero faltaban ideas y claridad en los metros finales.

Pero cuando la suerte parecía echada llegaron los goles. Primero en un saque de esquina de Bonilla que Deco desvió Deco al fondo de la red. Ël no quería. Y con el tiempoco cumplido una acción entre Jordi y el portero visitante fue castigada como penalti que materializó Cirio.

Los tres puntos permiten a la UD depender de si mismo en la última jornada en la que visita el campo del Melilla, que lo tiene prácticamente imposible para conseguir el título.  Solo una derrota y los triunfos de San Fernando y Marbella propiciaran un triple empate a puntos y dejarían a los ibicencos sin el premio de la Copa del Rey.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?