Últimas noticias Hemeroteca

El director de Mercedes niega conducción temeraria y habla de "chantaje"

Visto para sentencia en Vitoria el juicio contra Emilio Titos y su hijo para los que la Fiscalía pide 15 meses de cárcel

Los acusados, Emilio Titos y su hijo, Emilio José Titos, al fondo y el denunciante, en primer plano, antes de entrar en la sala de vistas / ()

El director general de Mercedes-Benz en España y de la fábrica de Vitoria, Emilio Titos, negado haber cometido un delito de conducción temeraria y ha sugerido que la denuncia contra él y su hijo se debió a que no quiso "entrar al trapo" de un "chantaje".

Este lunes se ha celebrado en Vitoria el juicio lcontra Titos y su hijo para quienes la Fiscalía ha reclamado 15 meses de cárcel respectivamente, además de la retirada del carné durante tres años y seis meses, tras una rebaja de su petición inicial. La acusación particular ha retirado finalmente la imputación por omisión de socorro, aunque pide para ambos cuatro años de prisión y las defensas, la libre absolución de sus clientes.

Titos y su hijo están acusados de haber provocado un accidente y poner el riesgo la integridad de otros conductores, mientras circulaban con dos vehículos deportivos de gran cilindrada de la marca alemana por el puerto alavés de Herrera, a la altura del municipio de Peñacerrada, el 23 de septiembre de 2016.

El máximo responsable de la multinacional alemana en España ha explicado que salieron a "dar un paseo para disfrutar” de estos vehículos que iban a ser expuestos al día siguiente en la planta alavesa y que lo hicieron “respetando en todo momento” las normas de circulación. “No fue una conducción de competición” ha subrayado.

Esta versión ha sido corroborada por su hijo en el juicio. Ambos han explicado que se enteraron del accidente por la policía: “no vi ningún accidente, ni mucho menos que lo provocáramos”, ha explicado. Aunque ha negado su implicación, Emilio Titos si se ha identificado como el conductor del vehículo que supuestamente provocó el accidente, pero ha incurrido en alguna contradicción.

“Me dejaron allí tirado como una colilla”

El denunciante, Alejandro Ormazabal, ha ofrecido un relató contrapuesto al descrito por Titos y su hijo.

Ha asegurado que cuando subía el puerto se cruzó con los dos ‘deportivos’ que “iban como bólidos a una velocidad impresionante” y que poco después, antes de llegar a Peñacerrada, cuando le adelantaron, el segundo “derrapó” ante él y para evitar la colisión, frenó bruscamente y terminó saliéndose de la calzada. “Me dejaron allí tirado como una colilla” ha lamentado.

¿Chantaje a Titos?

Durante su declaración, el director de la planta vitoriana ha revelado que el denunciante trató de ponerse en contacto con él en varias ocasiones y que le invitó reunirse en una bodega de su propiedad, lo que Titos entendió como un "chantaje". "No quise entrar al trapo", ha subrayado.

Ormazabal ha admitido que intento citarse con Titos, primero por teléfono y después a través del envío de dos correos electrónicos, con la intención de aclarar quiénes podrían ser los conductores de esos vehículos.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?