Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 22 de Julio de 2019

Otras localidades

Revilla augura Gobierno bipartito y una "gran subida" del PRC en Santander

Para el candiato regionalista a la Presidencia de Cantabria el PSOE sigue siendo un socio preferente

El secretario general del PRC y candidato a la Presidencia de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, espera que el Gobierno regional, tras las elecciones del 26 de mayo, quede configurado como "un bipartito", y ha augurado "una gran subida" regionalista en los comicios locales de Santander.

Revilla, que se ha pronunciado así durante la tercera edición de los foros electorales organizados por la Cadena SER, ha subrayado que gobernar con otros dos partidos es "muy complicado" y ha asegurado que el PSOE sigue siendo un socio preferente a pesar de las turbulencias que han vivido los dos socios de Gobierno durante la segunda mitad de la legislatura.

"Yo no gobernaría sin mayoría", ha avanzado de cara a la próxima cita electoral, aunque, según ha dicho, en esta legislatura ha tenido que hacerlo con "un tercero", lo que, a su juicio, demuestra que su partido tiene "cintura, capacidad de pacto y negociación".

Además, Revilla ha vaticinado una "gran subida" para el PRC en la capital cántabra. "Y no me voy a equivocar porque no salgo de la ciudad y lo estoy viendo", ha insistido sobre Santander, cuya Alcaldía, en un contexto de pactos electorales, cree que "lo normal" es que la gobierne el que más votos obtenga de los que negocian.

Revilla, que no ha cerrado la puerta a pactar ni con PSOE ni con PP y sí con Vox, ha vuelto a decir que no tolera que se le insulte durante la legislatura y después se le llame para pactar, aunque en los últimos meses cree que no ha habido tanta "agresividad" como en la anterior legislatura con el ex presidente Ignacio Diego (PP), al que no ha citado expresamente.

Además, ha destacado que el Gobierno bipartito con los socialistas lleva "años de estabilidad total", pese a que el PSOE "se rompió a media legislatura", aunque, preguntado por si este partido sigue siendo su "socio preferente", ha respondido que "en principio sí".

Revilla ha considerado "casi insultante" que se le pregunte por la posibilidad de que el PRC 'fiche' para un hipotético Gobierno a la vicepresidenta, Eva Díaz Tezanos, porque "han nacido con el carné del PSOE en la boca". "No tendría ni el valor de insinuarlo", ha dicho.

Durante la entrevista, en gran parte copada por los pactos electorales, Revilla ha avanzado, preguntado por la carga fiscal de los ciudadanos, que el PRC no subirá los impuestos porque "ya está bien".

"He oído a alguno decir que va a bajar 500 euros de impuestos a cada ciudadano y no hacer recortes. Que me digan cómo se hace eso", ha señalado el líder de los regionalistas, quien ha enfatizado que "no se puede pedir servicios públicos y no pagar", y que es partidario de aportar "en función de lo que se gane".

Y ha reivindicado de nuevo "los 500 millones" de euros que estima que el Estado debe a Cantabria, además de infraestructuras como la conexión ferroviaria con Madrid y Bilbao o las carreteras "inacabadas", que el diputado electo del PRC, José María Mazón, reclamará en el Congreso.

En relación al empleo, ha recordado que ahora hay 19.000 parados menos que al comienzo de la legislatura y ha vaticinado que en junio habrá "28.000 menos", del mismo modo que ha destacado el crecimiento de la industria cántabra en 3,4 puntos por encima de la media nacional, y que actualmente supone un 23,4 % del PIB regional.

A juicio de Revilla, el "mayor logro" del actual Gobierno y, en concreto suyo, ha sido potenciar la "marca Cantabria", una región que es "la más conocida de España y la más querida", que además es "estable y previsible".

"Yo soy un vendedor de mi tierra", ha asegurado Revilla, que ha añadido que se trata de "una obligación de los presidentes", junto a organizar el territorio que gobiernan, y que en el caso de Cantabria cree que "está chupado" porque "es la mejor".

Revilla se ha opuesto además a reducir el número de ayuntamientos de la región porque se formaría "una guerra civil", pues considera que el nombre de un pueblo y la historia rural para sus habitantes es como "un apellido". Eso sí, ha apostado, "como se está haciendo", por mancomunar servicios.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?