Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 10 de Diciembre de 2019

Otras localidades

Normalizar vergüenzas

Creo que es un error dar voz, nunca mejor dicho, a ciertas propuestas y disparates que estamos escuchando en esta campaña electoral. Pasó lo mismo en las elecciones generales con ideas peregrinas o sacadas de la chistera de otro siglo, un truco, por cierto, que sirvió para polarizar el debate y protagonizar la agenda informativa. Ahora está volviendo a pasar; lo peor no es que los medios volvamos a caer en la trampa haciendo de altavoz, lo peor es que estamos ayudando a normalizar planteamientos y barrabasadas de las que antes había que avergonzarse.

La normalización es, quizás, el primer síntoma y el primer paso para socavar derechos que creíamos inmutables. Las generaciones que en este país han nacido y vivido en democracia, y con derechos sociales asentados desde hace años, no han experimentado el vacío que hay más allá. Es como hablarle a una sociedad opulenta, colmada en bienes y riquezas, de hambre y sacrificios. 

No hay riesgo a corto plazo -lo hemos visto en las generales- a que los planteamientos que soslayan esos derechos se pongan en marcha. Pero el peligro de normalizar esas posturas ya no queda tan lejano. Se habla, se comparte y se defienden sin pudor ideas y reformas que pertenecen a ese vacío que la mayoría de una sociedad como la actual no ha vivido.

Solo hay que poner el oído en cualquier esquina o en la barra del bar para darse cuenta que al final, gota a gota, van calando muchas cuestiones que creíamos superadas y que pensábamos que partían del consenso social.
Hay que huir de la normalización; hay propuestas que deberían seguir dando vergüenza, mejor dicho, que nos deberían seguir dando vergüenza como sociedad. No hagamos de altavoz.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?