Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 22 de Octubre de 2019

Otras localidades

Los siete millones de euros de indemnización del Hospital de Cuenca entran en el debate electoral

El PSOE considera una "irresponsabilidad" haber paralizado las obras en 2012, que ahora obligan a esta compensación, mientras el PP defiende que fue necesario por la deuda del gobierno de Barreda

Obras del hospital, en una imagen de archivo /

El cabeza de lista del PSOE por Cuenca a las Cortes regionales, José Luis Martínez Guijarro, ha lamentado el pago de siete millones de euros de indemnización por la paralización de las obras del hospital en la legislatura de María Dolores de Cospedal.

Ha subrayado que parar las obras en 2012 fue una irresponsabilidad que motiva ahora que el actual Gobierno tenga que pagar indemnizaciones millonarias por esta decisión. En este sentido, ha señalado que es preocupante que el candidato del PP a la Presidencia de la Junta, Paco Núñez, no tenga claro “después de esta experiencia” si continuará o no con las obras en el caso de acceder al Gobierno regional.

Martínez Guijarro ha señalado que volver a pararlas supondría el pago de nuevas indemnizaciones, y ha añadido que es “sangrante” tenerlo que abonar por dejar de construir un hospital “absolutamente necesario” para garantizar la calidad de la asistencia sanitaria en la provincia de Cuenca durante los próximos 50 años.

Martínez Guijarro ha reiterado la voluntad del ejecutivo de García-Page de concluir las obras del nuevo hospital de Cuenca que, con una superficie construida de uno 14.000 metros cuadrados, contempla unas 500 camas, 13 quirófanos, y un bloque materno-infantil con UCI Pediátrica.

PP

Por su parte, el presidente del Partido Popular de Cuenca, y cabeza de lista a las Cortes regionales Benjamín Prieto, ha defendido que la paralización de las obras del hospital en 2012 fue necesaria por la deuda que había dejado el gobierno regional anterior, pero asegura que Cospedal tenía intención, al final de la legislatura, de retomarlas.

Después de que el Consejo de Gobierno de Castilla-La Mancha haya tenido que aprobar una indemnización de siete millones de euros para las empresas por la paralización de estas obras, Prieto ha defendido en la SER que al llegar al Palacio de Fuensalida, el ejecutivo anterior encontró 11.000 millones de euros de deuda financiera y facturas sin pagar.

Por ello hubo que suspender unas obras que, según afirma, no se pagaban. En cualquier caso, sostiene que en octubre de 2014 Cospedal le trasladó su intención de continuar con las obras.

El cabeza de lista a las Cortes ha acusado al actual ejecutivo de “mala planificación” a la hora de retomar las obras, y asegura que han tenido incluso que “demoler” lo que habían construido. Prieto ha abogado por una planificación sanitaria que “cuente con los profesionales”.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?