Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 20 de Octubre de 2019

Otras localidades

Necesita mejorar

Más de 3.000 personas han recorrido las calles arandinas clamando por una "sanidad pública y de calidad"

Más de 3.000 personas han clamado hoy en Aranda de Duero por una “sanidad pública y de calidad” en una manifestación que ha recorrido las calles más céntricas de la localidad.

Al grito de “la sanidad no se vende, se defiende”, los asistentes han pedido que se les escuche. Personas de todas las edades y de toda la comarca se han sumado a la protesta. Roa, Huerta de Rey, Quintanarraya, Arauzo de Miel, Doña Santos, Peñalba e Hinojar han estado presentes también en los carteles que han acompañado a la multitud a lo largo del itinerario. No han faltado los rótulos que solicitaban la llegada de especialistas, los que recordaban que el éxodo rural está asociado a la falta de servicios sanitarios y aquellos que aludían a la necesidad de la construcción del nuevo hospital.

Aproximadamente una hora de recorrido ha devuelto la manifestación a la Plaza Mayor donde la cabeza visible de la Coordinadora por la Sanidad se ha dirigido a todos los allí presentes con un discurso en el que reflejaban las necesidades y peticiones que han detectado en su grupo de trabajo.

Y este manifiesto final ha dejado claro el mensaje: no es suficiente. A la Ribera del Duero y a Aranda le sigue doliendo la sanidad porque sigue aquejada de carencias pese a las mejoras producidas desde la última gran movilización que se producía en noviembre, coincidiendo con uno de los momentos más complicados de la crisis que ha vivido la asistencia sanitaria en la comarca. Y la lista de carencias sigue siendo larga, según el comunicado, que comenzaba detallando la falta de especialistas en servicios como Cardiología, Geriatría, Digestivo, Radiodiagnóstico, o Medicina Interna, pese a que los hospitales más grandes de Castilla y León están sobredotados en estos mismos servicios. En cuanto a la Atención Primaria, se destaca la falta de pediatras en los centros de salud, donde también se señala que no hay suficientes médicos de familia para cubrir vacaciones de verano, bajas o días de libranza. “Nos toca hablar del SUAP” ha continuado el manifiesto “otro equipo que se ha quedado prácticamente a cero en cuanto a personal, con lo necesario que es su trabajo para tratar pacientes de urgencias”.

Tampoco ha faltado la referencia a la comarca, cuyos consultorios han ido perdiendo días de atención médica y los niños sólo son atendidos por un especialista en Pediatría hasta los cinco años, a lo que añaden restricciones en el servicio de ambulancias.

Capítulo aparte ha merecido el asunto del nuevo hospital, donde ha quedado claro el hartazgo de la población por los años de “promesas, mentiras y medias verdades”. Por eso el comunicado en este punto se ha dirigido directamente a los numerosos políticos, tanto locales como regionales y de todos los colores que han asistido a la manifestación. “Desde esta coordinadora por la sanidad pública decimos de forma clara y tajante que vamos a denunciar a todos aquellos procuradores en cortes, concejalas o concejales, alcaldesa o alcalde que no apoyen o voten en contra de los intereses de Aranda y su comarca.” Y expresaban con claridad dos líneas rojas que la coordinadora asegura que no va a permitir en modo alguno: ni el cierre o traslado al Hospital del SUAP, ni al cierre o traslado del paritorio de Aranda al HUBU. Por cierto que también se ha recordado una promesa reciente aún incumplida, pese a que se anunciaba como inmediata: el refuerzo con más personal sanitario del servicio de Urgencias del Hospital Santos Reyes al que se comprometió públicamente el Director General de Asistencia Sanitaria de SACYL el 10 de abril en su visita a Aranda y cuyo cumplimiento aún se espera desde hace más de un mes.

El manifiesto también pone tareas concretas a los responsables de la sanidad pública para revertir las actuales deficiencias: que blinden por ley la sanidad en Castilla y León para que los ratios de médicos por paciente sean iguales en todas las poblaciones, que incentiven las plazas de los hospitales comarcales y zonas de difícil cobertura reforzando la baremación de tiempo trabajado, que creen una oferta de empleo pública continua y acorde a las necesidades reales, con traslados abiertos y permanentes. Y no solo es cuestión de profesionales médicos. Asegura el manifiesto que es necesario aumentar la plantilla orgánica del resto de personal sanitario, tanto de enfermería como auxiliares, técnicos de laboratorio o rayos y celadores para “dejar de ser el Hospital con menos medios de la provincia de Burgos”.

El acto se cerraba con el agradecimiento a la labor del personal sanitario y a los colectivos y personas individuales que promueven y respaldan las movilizaciones públicas, a las que la Coordinadora atribuye con certeza los logros conseguidos hasta ahora.

 

 

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?