Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 14 de Octubre de 2019

Otras localidades

Un juzgado ha condenado a 23 meses de prisión a un hombre que acosó y amenazó a su expareja

Los hechos sucedieron entre diciembre de 2016 y julio de 2017, la víctima residía en Vall d'Alba. El acusado llegó a llamar por teléfono a su expareja más de 60 veces en un solo día

La Sección Segunda de la Audiencia de Castellón ha confirmado la sentencia del Juzgado de lo Penal nº 4 que condenó a un hombre a un año y 11 meses de prisión por acosar y amenazar a su pareja a través de las redes sociales y llamarla de manera reiterada, llegando a hacerlo en 64 ocasiones en un solo día.

La sentencia, hecha pública por el Tribunal Superior de Justicia de la Comunitat Valenciana, explica que el procesado mantuvo una corta relación sentimental con la víctima, de entre dos y tres semanas.

Tras ello, la mujer decidió dejar la relación pero el hombre comenzó a llamarla continuamente desde diciembre de 2016 hasta el 10 de julio de 2017 para pedirle explicaciones, con "una media de entre seis y diez llamadas al día", llegando algunos días hasta las 64 llamadas.

En alguna de las ocasiones en las que ella descolgaba el teléfono, le pedía que volviera con él porque "la quería" y también le envió numerosos mensajes de texto, desde enero de 2017 hasta el 29 de junio del mismo año, primero por Facebook, después por whatsapp y, posteriormente, al bloquearle en dicha aplicación, mensajes de SMS, algunos de ellos con la finalidad de amedrentarla e infundirle temor.

En alguno de los mensajes amenazantes le deseaba la muerte y en una ocasión el acusado se acercó al vehículo de la víctima, tocando la ventanilla e intentando abrir la puerta pidiéndole que abriera para hablar con ella.

En otra ocasión también acudió a su domicilio insistiendo en verla y hablar, y aunque ella no quería, finalmente salió de su habitación y "la sujetó fuertemente con la intención de besarla, pese a su oposición, de modo que le rompió una uña".

En ocasiones, desde 2017 hasta la actualidad, cuando la ha visto en compañía de otro hombre por la calle, la ha seguido e incluso ha esperado a que saliera de algún bar. También realizó llamadas a las hermanas de la víctima.

Por todo ello, el hombre fue condenado como autor de un delito de amenazas, un delito de acoso y un delito de maltrato de obra a un año y 11 meses de prisión y a la prohibición de aproximarse a la víctima a menos de 200 metros durante tres años y medio.

El acusado presentó un recurso alegando valoración de la prueba, que ha sido desestimado por la Sección Segunda de la Audiencia provincial, que considera que "no cabe error alguno en la pormenorizada valoración de la prueba llevada a cabo por la juez", por lo que confirma las penas impuestas en primera instancia

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?