Viernes, 14 de Agosto de 2020

Otras localidades

Mario Ocaña

'Patrimonio algecireño'

Sobre el Hotel Reina Cristina y el innecesario cartel que destroza la fachada de este edificio emblemático

Existen espacios, elementos, monumentos o edificios que, por si solos, brillan con luz propia y no necesitan de añadidos o reclamos para ser vistos, e incluso admirados, por quienes los contemplan.

Eso se debe a que son elementos significativos dentro del paisaje urbano de una ciudad. Ocurre con restos arqueológicos, como las murallas medievales; con construcciones de carácter religioso como las catedrales o las iglesias; o con edificios civiles como algunos mercados u hospitales. También se integran dentro de esta categoría algunos hoteles.

Algeciras no es una ciudad que destaque por poseer un amplio patrimonio histórico arquitectónico. Décadas de especulación del suelo urbano unidas a gobiernos municipales de sospechosa honestidad más una población indolente y pasiva ante la pérdida de su patrimonio urbano nos han conducido al estado en el que nos hallamos en el presente.

Pero algo queda, no mucho.

El hotel Reina Cristina es uno de esos pocos elementos en el que todos los algecireños nos reconocemos. Comenzada su construcción a principios de la década de 1890 por la Compañía del Ferrocarril Henderson Administration,el Reina Cristina se convertirá en uno de los escasos edificios emblemáticos de la ciudad. En el se hospedaron viajeros ingleses caminos de Ronda, poetas de la talla de Federico Garcia Lorca, espías de las naciones en conflicto durante la S.G.M. Y un largo etcétera.

Ahora su emblemático perfil ha sido rematado por un enorme e innecesario letrero luminoso que ha venido a machacar el añejo estilo del edificio, rompiendo las línea horizontal que marcaba su tejado a dos aguas y que ha contribuido a romper sus líneas de edificio decimonónico en aras de un afán publicitario hortera y fuera de lugar.

Lo que me preocupa es saber si semejante actuación sobre un edificio emblemático de la ciudad se ha hecho con conocimiento de las autoridades municipales. Y si el autor o autores de la colocación del citado letrero sobre los tejados del hotel Reina Cristina han pedido la pertinente autorización.

Nuestra ciudad cuenta con una Comisión Municipal de Patrimonio, de carácter consultivo, dentro de la Delegación de Urbanismo y con un Departamento de Disciplina Urbanística Municipal que debería conocer y velar por la aplicación de la normativa vigente en lo tocante a, llamémoslo, "elementos ornamentales externos".

A un servidor, la acción ejecutada sobre el Reina Cristina, le parece un atentado contra la historia y el patrimonio de nuestra ciudad.

Si las autoridades no lo corrigen no les extrañe que cualquier día de estos veamos un anuncio de alguna marca de tabaco sobre el techo del Mercado Torroja; un luminoso anunciando hamburguesas en la torre de la Palma o un reclamo publicitario de componentes electrónicos en las ruinas medievales.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?