Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 14 de Octubre de 2019

Otras localidades

Valencia pide a sus alcaldables que salgan a la calle tras la campaña

Los candidatos y candidatas a la alcaldía han participado en un debate en el que se han sometido a las preguntas de los vecinos y vecinas a cuatro días de las elecciones

Las candidatas y candidatos en el auditorio de la sede de la ONCE en Valencia /

“Salgan a la calle todos los días del año y sabrán mucho más de la realidad de la ciudadanía”. Es la petición que la presidenta de la Federación de Vecinos de Valencia, Mª José Broseta, ha hecho este miércoles a los candidatos y candidatas a la alcaldía de Valencia de los principales partidos. Los cinco han participado en un debate organizado por Levante-EMV y el propio movimiento vecinal, en el que también se han sometido a las preguntas de los votantes a cuatro días de las elecciones.

Joan Ribó (Compromís), María José Català (PP), Sandra Gómez (PSPV-PSOE), Fernando Giner (Ciudadanos) y María Oliver (Unides Podem –EUPV) se han salido muy poco o nada del argumentario que hemos estado escuchando estos días. El encuentro ha empezado bronco y no ha estado exento de intervenciones a destiempo por parte de algunos miembros del público, que expresaban en alto su indignación por lo que escuchaban en el escenario del auditorio de la sede de la ONCE en Valencia.

En algunos momentos, incluso, los afines a cada formación política intentaban medir con aplausos su apoyo a los alcadables. Sandra Gómez ha aludido a las declaraciones de la candidata popular a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz-Ayuso, en las que decía que "Valencia es lo peor que tiene España", para pedir una rectificación a MªJosé Català. (Aplausos).

Contestaba Català que su compañera de partido, en la entrevista completa, hablaba de "los gobiernos populistas que hacen demagogia" y se han tergiversado sus palabras, al tiempo que leía los tuits que Ayuso ha publicado en sus redes sociales alabando a la capital del Turia. (Más aplausos). Gómez aumentaba la tensión en el ambiente: "La gente pone en el Gobierno a quien quiere". (Más aplausos). Y Fernado Giner, sentado en el medio, ironizaba: “Estoy en el centro, pido tranquilidad”, aunque era María Oliver la que cerraba el asunto: “Mi padre y mi madre están entre el público y el aplauso puede ser exagerado". (Aplauso final).

Así ha arrancado una charla que ha tenido la movilidad como tema recurrente. Gómez se ha mostrado "cansada" de que le pregunten si va a revertir carriles bici, "la principal propuesta de la derecha”, ha dicho. La cabeza de lista del PSPV haría la EMT gratuita para menores de 25 años que no lleguen al salario mínimo y peatonalizaría las plazas. En su reflexión, Oliver se mostraba molesta y apuesta por convivir: "se lleva este conflicto a la opinión pública de forma interesada, llevo toda la campaña diciendo que añadiría acera al tramo de Russafa y la oposición repite y repite que lo he dicho".

Para Giner no se puede gobernar "a martillazos" y propone una EMT con una espera media de 10 minutos, mientras Joan Ribó opta por exigir mejoras en la estación de autobuses. Además, aprovechaba para poner ponía en valor que Valencia sea la única gran ciudad que ha aprobado sus presupuestos, mientras Oliver miraba extrañada a Gómez cuando la socialista decía que el problema del acceso a la vivienda no había salido en el debate, minutos después de que su compañera de Gobierno y responsable de ese área municipal lo mencionara en su discurso.

Los candidatos y candidatas hacían también un guiño al movimiento vecinal. Gómez quiere que las propuestas que vengan de las asociaciones de vecinos pasen directamente a ser votadas en el Pleno municipal, mientras Oliver pretende que haya más fluidez de información entre la administración y la ciudadanía y potenciar los procesos de participación.

Ribó ha puesto en valor la creación de tres juntas de distrito, de los consejos y los presupuestos participativos, que Giner ve incompletos por la brecha digital a la hora de votarlos y porque cree que "el único gran beneficiado de la descoordinación que han tenido ha sido el señor Grezzi", en referencia al edil de movilidad al que ha definido como "el listo de la clase". Català también cree que está todo pendiente de ejecutar y que "de nada sirve decidir si luego no se lleva a cabo lo acordado" y por ello entiende que luego la participación es "muy baja".

Precisamente el candidato de Ciudadanos ha acusado a los socios de Gobierno de falta de transparencia por contestar con evasivas e incluso con faltas de respeto, según Giner, a las preguntas de la oposición en el Pleno. Le respondía María Oliver: "¿cuando no te he contestado yo una pregunta?".

Pero al líder de la formación naranja no le ha dado tiempo a responder porque Català ya había abierto la caja de los truenos: "Ustedes llevan imputados en sus listas y yo no", en referencia a las fuerzas de la izquierda. Sandra Gómez le instaba a "no confundir corrupción con las denuncias de Luis Shalom (asesor de los populares presente entre el público) que solo quiere embarrar y equipararnos a ustedes". "Me respeta usted a mí y tan amigas", zanjaba Català.

"20 denuncias, pero nada de nada", apostillaba Ribó. Aunque en más de una ocasión el encuentro se ha convertido en un cara a cara entre la candidata socialista y la popular, también a cuenta de las propuestas para el Cabanyal.

Poca novedad sobre los posibles pactos que puedan darse tras los comicios. PSPV, Compromís y Unides Podem quieren continuar su alianza de izquierdas y "dejar fuera a los del dicccionario" (Ribó dixit), Ciudadanos se muestra encantado con un pacto 'a la andaluza' y el PP se erige como el único que ha defendido España y el único que no pactará con la izquierda.

Antes de continuar con las preguntas que la ciudadanía había dejado por escrito, la presidenta vecinal, María José Broseta ha lanzado sus reinvidicaciones de cara al día después de las elecciones: exigir un contrato programa para el transporte público al Gobierno de España, que el peatón sea el eje de las políticas de movilidad, que los ciudadanos sean partícipes de los grandes proyectos urbanísticos, que se amplíen las juntas municipales para que la participación sea más real fuera de los presupuestos participativos y que el Observatorio del Turismo vaya más allá del botellón.

En el turno de cuestiones, Ribó se ha comprometido con los vecinos de Nazaret a apoyar económicamente la estrategia integral el barrio y a mejorar la coordinación entre concejalías con nuevos sistemas informáticos.

Català ha explicado que su modelo de movilidad pasa por la reestructuración de algunas vías (sin revertir todos los carriles bici sino los problemáticos), la mejora de la EMT, la apuesta por el vehículo compartido y por aparcamientos lanzadera en las entradas de la ciudad. Del mismo ámbito, Giner ha asegurado que no tocará la regulación pactada con el sector del taxi y que propondrá un convenio con el sector en materia de formación, gestionado por ellos mismos. Quiere que los taxistas hablen inglés porque son "la tarjeta de presentación de la ciudad".

A Oliver le ha tocado contestar la pregunta más difícil: "¿Apoyará a un Gobierno que no les ha apoyado en nada?", en alusión a discrepancias con sus socios como en el asunto de la ZAL. La líder de la formación morada ha explicado que va a luchar para que algunos planteamientos no se ejecuten como los tenía proyectados el PP.

A Gómez le han preguntado por la subida de los alquileres y la socialista ha defendido que Valencia ha sido la ciudad que más ha atajado el fenómeno de los apartamentos turísticos: "en el último años solo se han dado de alta 18". Pero la líder popular cree que se ha fallado en esas inspecciones y también en materia de seguridad: “Ribó está en modo líder de la oposición”, ha asegurado Català.

Tras casi dos horas de debate los candidatos y candidatas han vuelto a recibir los aplausos del público que, tras su paso por las urnas el domingo, otorgará con sus votos la vara de mando a uno o a una de ellas.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?