Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 18 de Agosto de 2019

Otras localidades

El arte, al igual que el humor, ofende

... pese a lo cual, hay que animar a los artistas para que sigan explorando los límites, molesten y agiten conciencias. Es una de las funciones del arte

No pretendo psicoanalizar a quien se encarama con un martillo a la fuente de Los Luceros y arremete contra las patas de los caballos y los brazos de los querubines. Tampoco a quien se dedicó a picar la pared lateral del Teatro Principal.

No obstante, conviene recordar -a mi juicio- que vivimos una época en la que el arte -al igual que el humor- ofende. Sin ir más lejos, en Córdoba, hace unos días el PP, Ciudadanos y Vox pedían la retirada de la fotografía que simulaba una virgen desnuda por ofender los sentimientos religiosos y tras lo cual, alguien decidió rajar el cuadro.

Supongo que siempre ha sido así. El problema es que los censuradores triunfen. Si lo hubieran hecho a lo largo de la historia, no tendríamos Capilla Sixtina, la Maja Vestida se hubiera quedado huérfana y no quiero pensar en el David -el de Miguel Ángel-.

También conviene recordar que una parte de nuestra sociedad es bastante intransigente o ultramontana -recuerden los recientes pataleos en el Congreso-.

Pese a lo cual, hay que animar a los artistas para que sigan explorando los límites, molesten y agiten conciencias. Es una de las funciones del arte. La censura y la autocensura nos constriñe a lo políticamente correcto. A no evolucionar.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?