Últimas noticias Hemeroteca

Sábado, 21 de Septiembre de 2019

Otras localidades

"Podemos y su eterna crisis"

Mientras seguimos esperando por los datos del escrutinio al 100% para que se contabilicen todos los votos de los canarios, han pasado tres días y no se ha cerrado del todo el recuento fundamentalmente de los cabildos por parte de la empresa contratada por el gobierno central, es alucinante. Precisamente en la era del 4.0 en Canarias tres días después de los comicios no tenemos todos los datos. Ha sido una chapuza y eso que no parecía tan difícil, pero ni siquiera sabían que el 5% es el mínimo para entrar en juego para obtener entrada en las instituciones locales de toda España, por tanto en Canarias en cabildos y ayuntamientos.

 

 

Pero con los datos que tenemos sí está claro el varapalo sufrido por Podemos en toda España, destaca principalmente Madrid por la división potenciada por Pablo Iglesias con Íñigo Errejón que ha supuesto que la izquierda pierda la mayoría en Madrid ciudad y no la obtenga en la Comunidad de Madrid tras muchos años sin gobierno, cuando lo tenían todo de cara.

 

 

En Canarias la cosa ha sido mucho peor. Podemos Canarias ha bajado a prácticamente la mitad de los votos que tenía en las anteriores elecciones autonómicas y municipales. Se ha dejado un reguero de concejales, consejeros de cabildos y diputados y lo peor se han destrozado internamente por sus luchas intestinas por el poder interno.

 

 

Se llegó hasta el punto de renunciar a candidaturas en la lista donde iba la candidata a la presidencia del gobierno de Canarias, Noemí Santana, unas horas antes del término del plazo definitivo. Para qué quieres enemigos si te los buscas en casa. Todo eso justo antes de la cita electoral. Simplemente impresionante.

 

 

En las islas Podemos hace un mes había obtenido un buen resultado a las elecciones generales, bajaron algo en votos pero consiguieron los tres escaños que tenían de las anteriores, dos por Las Palmas y uno por Tenerife, mientras en el resto de España se despeñaban, aquí lograban salvar los muebles.

 

 

En las islas el problema era el de la vieja política. Los críticos a la dirección de Noemí Santana acusaban a esta y los suyos de cerrar pacto con Sí se Puede en Tenerife mientras no cerraban uno general con Izquierda Unida y que por ello les rebajaron en puestos de las listas electorales. Vamos un papelón. Está claro que les falta tradición o padecen de canibalismo político. Así que ni se cortaron un pelo, antes y después de campaña, para demostrar sus diferencias. Tienen una gorda formada y no ven la luz al final del túnel.

 

 

Está claro que los líos internos, cuasi eternos de Podemos, se los pueden llevar por delante. Veremos. En la capital salvarán los trastos con la mitad de concejales pero en el gobierno.

 

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?