Últimas noticias Hemeroteca

Martes, 12 de Noviembre de 2019

Otras localidades

La jueza de vigilancia del CIE de Aluche exige una investigación por torturas a los internos

La magistrada asegura en un auto que la policía sometió a un trato degradante y vejatorio a las personas acogidas en este centro el pasado 18 de abril

Entrada principal del CIE de Aluche (Madrid) /

18 de abril. Ese día llovía con fuerza en Madrid. Y en el Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de Aluche la policía decidió cachear a todos los internos en el patio, techado solo parcialmente. Fue un cacheo que duró media hora durante la cual no se permitió a nadie abandonar el patio hasta que la policía acabó con su trabajo. Las grabaciones de ese momento, según el auto de la jueza de vigilancia, titular del Juzgado de Instrucción nº19 de Madrid, en funciones de control del CIE, constatan que el cacheo se produjo en un "evidente clima intimidatorio".

La magistrada asegura que había enormes charcos de agua en el patio y que los internos aparecen en determinados momentos bajo la lluvia. Había un elevado número de efectivos policiales uniformados, con cascos y defensa, señala el auto, y añade: "se ha podido observar que las fuerzas y cuerpos de seguridad del estado han podido incurrir en un delito de tortura al extralimitarse en sus funciones". Según la jueza, se sometió a los internos del CIE a condiciones y procedimientos que atentan contra su integridad moral. Por ejemplo, se les colocó en fila pero a tres de ellos les tuvieron durante doce minutos de espaldas contra la pared, sin sudadera y sin abrigo (que les tiraron al suelo) y con los brazos en alto. De las grabaciones visionadas, la magistrada señala también que los internos se descalzan aunque "no se puede apreciar si están descalzos durante todo ese tiempo". Repite la magistrada en varias ocasiones a lo largo del auto que "el clima intimidatorio es evidente". Y precisa, además, que los internos muestran una actitud obediente con gestos y movimientos que "parecen indicar que pasaron frío debido a las bajas temperaturas y la lluvia".

Con toda esta documentación, la magistrada se dirige al juzgado decano de Madrid para el reparto de la investigación al juzgado de instrucción que corresponda con el fin de investigar estos hechos y a las personas responsables. La queja por lo ocurrido ese día partió de un grupo de internos y fue secundada por un grupo numeroso de ONG´s que trabajan en el CIE de Aluche. La denuncia inicial relata que fueron objeto de vejaciones y de insultos como "moros de mierda", "negros de mierda" o "vais a pudriros en la cárcel". La magistrada visitó el centro en dos ocasiones posteriores, los días 30 de abril y el 6 de mayo, y allí los internos le confirmaron los hechos que después ha podido constatar. En esas visitas, el director del CIE le explicó que sacaron al patio a los internos para localizar posibles elementos para una fuga tras sorprender a tres de ellos tratando de abrir el cerrojo de una puerta.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?