Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 19 de Enero de 2020

Otras localidades

Claverina se aleja de El Roncal

Desde la Junta de El Roncal se muestran indignados con la posición de las autoridades europeas que defienden la actuación francesa

La osa Claverina se ha alejado del Pirineo Navarro, al menos por el momento, así lo decía en la SER el presidente de la Junta del Roncal, Tomás Pasquel. "Si la osa se ha ido yo creo que es por su instinto, de la misma manera que pasó de Francia aquí, ahora ha pasado hacia Huesca, y más tarde o más temprano volverá. Eso está claro, pero bueno, la buena noticia es que se ha ido".

Pasquel está indignado con la posición de las autoridades europeas que defienden la actuación francesa, que introdujo a las osas sin pedir permiso. "Que no nos quieran decir que aquí se ha convivido con el oso porque no es cierto. A los osos sanguinarios como estos osos eslovenos, los mataban sin más. Si creen que tenían que introducir el oso,que había desaparecido... ¿por qué no traen de la cordillera pirenáica, que hay muchos y son autóctonos, como los que aquí había antes? ¿Por qué traen unos animales que no son autóctonos cuando la propia ley lo prohibe? No hay derecho."

Por contra, el presidente de la junta del Valle agradece las medidas de prevención y disuasión implantadas por el gobierno foral. También ha habido ganaderos que han aceptado geolocalizar a sus rebaños, como también lo están la osa. El gobierno ha previsto también reforzar con 2 efectivos el guarderío.

Por su parte, el sindicato Ehne considera que la introducción del oso ha supuesto una agresión al sector primario en sí misma y piden que se retire. Fermín Etxetxipía señala que "ciertos osos se comportan de una forma más agresiva, y lo que nosotros hemos pedido desde el principio es que ya que existe un protocolo de que si, en este caso este oso, se comporta de esta forma debe ser otra vez extraidos de alguna forma de la zona, pues pedimos que se aplique. Si el oso está en peligro de extinción pues la ganadería más".

El sindicato entiende que por muchas medidas que se implanten, la presencia del oso no es compatible con el tipo de ganadería que se practica en la zona. "El mayor daño que hace esta situación es el estar pendiente continuamente de que te venga el oso o no. Estamos hablando de una ganadería extensiva y no es posible el plantearse que cada vez que viene el oso haya que recoger el ganado. Es totalmente incompatible con la ganadería extensiva".

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?