Domingo, 27 de Septiembre de 2020

Otras localidades

Granada Ciudad del Rock

El Bull o el acierto de un festival con un planteamiento diferente

Una apuesta musical distinta respecto a la norma imperante en donde brillaron Rozalen, Niños Mutantes, Ayax y Prok, Eskorzo y SFDK

Miles de personas asisten al 'Bull Festival' en Granada

Miles de personas asisten al 'Bull Festival' en Granada / Daniel Martín

La tercera edición del Bull Music Festival vino a demostrar que la apuesta por el eclecticismo y no traer ningún cabeza de cartel como tal, ha sido un acierto pleno por parte de la organización, que corre a cargo de Hermanos Toro. Dos grandes escenarios donde se van alternando los grupos y una carpa de electrónica para dar cabida a casi todas las inquietudes musicales.

Resumen Bull Festival Granada

Dos jornadas en las que el público pudo disfrutar de la música en directo, ayudaron y de qué manera las tres carpas dispuestas frente a los escenarios para mitigar el intenso calor. También ayudó un buen sonido, aunque algunas veces el volumen llegaba a hacer daño en los oídos y sólo algún problema con Beret y su mesa es de lo poco reseñable en esta parcela.

KOEL:

Aunque su nuevo disco "Brújula" rompe en parte con su anterior sonido, han sabido asimilarlo como parte de su ADN. En su concierto además de su trabajo actual introdujeron temas de "Superforma", como por ejemplo Animales Salvajes o Ley Artificial.

MR. KILOMBO:

Con una profesionalidad encomiable, hicieron virtud de las limitaciones y supieron utilizar el calor ambiental sofocante para provocar el baile con su propuesta a medio camino entre los sonidos tropicales, el reggae y la simpatía y frescura de su repertorio, hasta que lograron la misión más difícil de la tarde: sacar al respetable de la sombra de las carpas y paladear el sol danzando con sus estribillos pegajosos y su alegría innata. Dio pie incluso a una aparición fulgurante de Rozalén cantando Sinmigo.

MARTINA KARSCH:

La tarde se refrescaba con su pop mucho más que interesante, pura brisa mitigadora de los rigores climáticos. Una propuesta directa, sin complejos, sencilla y maravillosamente acogida por los presentes. Limpieza y nitidez para un grupo con muchísimo futuro, a seguir muy de cerca.

FUEL FANDANGO:

Nando Costa y Nita consiguen como pocos una peculiar simbiosis con el público granadino, lo vimos hace unos años en el Zaidín Rock y lo revivimos este pasado viernes. Una peculiar fusión de electrónica, caja de ritmos y dos baterías, envueltas por la la voz aflamencada de Nita, que se ve potenciada por incluso añadir un tablao flamenco, recordemos que Nita es bailaora. Un derroche de energía, recorrió decenas de veces el escenario de punta a punta, que pronto impregnó al numeroso público que se congregó para verles.

LOS ZIGARROS:

Demostrando que el rock&roll, lejos de estar muerto, goza de una salud de hierro, los valencianos arrasaron a su paso por el Bull Music Festival, dejando un bolo épico para la historia de esta ciudad. No necesitaron más que acordes clásicos de rock&roll, una personalidad abrasadora sobre las tablas, punteos eléctricos y letras de espíritu rebelde e inconformista. Fueron elevando los decibelios hasta un final cercano al paroxismo que hizo levitar a curtidos rockeros y a jovencísimos espectadores que ya dominaban sus letras y que demuestran que hay futuro en las formas clásicas.

Rozalén en concierto en Bull Festival Granada

ROZALEN:

No debe ser sencillo tener el carisma de esta mujer, su sencillez, cercanía, delicadeza a la vez que te conviertes por derecho propio en uno de los grandes nombres del panorama. Junto a ella su compañera infatigable de los escenarios, Beatriz Romero, encargada de traducir al lenguaje de signos las letras de Rozalen. Un concierto que sirvió para certificar el enorme potencial de esta artista y como con su profesionalidad, junto al buen rollo que transmite, pasa por ser una de las más queridas por el público.

NIÑOS MUTANTES:

Tan elegantes como consagrados, indiscutibles reyes de indie granadino, esta banda no sorprende porque lo tiene todo ya demostrado, en un nivel sostenido de calidad mucho más allá de lo habitual y hasta de lo razonable. El repertorio elegido para presentarse en casa fue más melódico y menos contundente de lo que nos tienen acostumbrados, una apuesta sosegada y popera compuesta de unas decenas de canciones coreadas por sus incondicionales fans desde el "Menú del día" que aperturó su presencia hasta "Errante", mucho más que una canción, ya convertida en himno generacional.

INÉS Y LOS INESPERADOS:

Maravilloso paradigma del eclecticismo musical, la profesionalidad y personalidad de su "lideresa", Inés Marín, pudo con el imposible horario de las 5 de la tarde y con todo lo que quisieran echarle. Hay que ser valientes para abrir a esa compleja hora con "Devuélveme el calor", ordenar bailar a todo bicho viviente que pasara por allí y acabar consumando aquello de "Toma el poder". Poder tiene de sobra Inés y su banda, para hacer pop, rock, reggae o lo que fuera menester, brillantes en todas las tesituras. Estrenaron "Animal", un tema mucho más que interesante para un grupo que merecía mejor horario.

THE FIXED:

Un trío de músicos locales que consiguieron ponernos de acuerdo a todos en cuanto a su buen sonido, especialmente abrumador el bajo de Alex Pérez, pero no le iban mucho más a la zaga sus otros 2 compañeros. Un grupo muy joven, pero que defienden con gran soltura sus temas, cantan en inglés, así como alguna que otra versión que hicieron, de la B.S.O. de "Nothing Hill", Ain't no sunshine de Bill Withers.

ESKORZO:

Hace tiempo que los granadinos dejaron de ser un mero grupo para convertirse en una religión, con cientos de miles de enfervorizados seguidores y un ritmo brutal tema tras tema que agotaría a un campeón olímpico si intentara bailarlos todos. Pidieron hundir el suelo de la Vega y a punto estuvieron de lograrlo, ante un público totalmente entregado a las carreras de los músicos por el escenario e incluso a la excursión que hicieron los mismos al mismísimo suelo donde les esperaba el respetable, haciendo posible la apertura de dos antológicos agujeros negros que ocuparon a base de sacos de notas bailongas. Desde evocar a Lorca hasta su "Alerta Caníbal", todos los grandes clásicos de estos clásicos no faltaron a la cita. Simplemente apoteósico.

SFDK:

Poco vamos a descubrir de este dúo de raperos que casi son los creadores del conocido hip hop sevillano. Más de 25 años y siendo una verdadera influencia para grupos actuales como los granadinos Ayax y Prok, unos de los grandes reclamos de los conciertos del viernes. Zatu y Acción Sánchez, apenas necesitan nada para meterse a los miles de asistentes, un escenario desnudo, tan sólo el MC con sus platos y ellos 2. Letras ingeniosas, algún que otro toque de humor y un grupo que jamás falla.

Como no sólo de directos vive este festival en la carpa de electrónica, los Dj's hicieron las delicias de los asistentes, con una apuesta que salió francamente bien, un cartel repleto de estrellas femeninas el viernes.

A pesar de ser el gran festival más joven de nuestra ciudad, su salud es envidiable, tanto en la elección del cartel como por la asistencia de público, el festival 360º lo es por ser capaz de acoger, rock, mestizaje, trap, hip hop, electrónica, por poner algunos estilos. Todo eso supone unos gustos muy diferenciados pero que en el Cortijo del Conde se transforman en 1, el de disfrutar de la buena música.

Cargando

Escucha la radio en directo

Cadena SER
Directo

Tu contenido empezará después la publicidad

Programación

Último boletín

Emisoras

Elige una emisora

Cadena SER

Compartir

Tu contenido empezará después de la publicidad

Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?