Últimas noticias Hemeroteca

Domingo, 20 de Octubre de 2019

Otras localidades

Ojo con la primavera

Buenas tardes, queridos oyentes. Enfrascados como estamos en la vorágine diaria de noticias políticas, elecciones y cosas aburridas, nos hemos olvidado prácticamente de que aún estamos en plena primavera y todo lo que eso conlleva.

La primavera sirve principalmente para dos cosas: hacer sufrir a los alérgicos y para hacer sufrir a los enamorados.

En primer lugar, los alérgicos. Los reconocerán ustedes por ser como las personas normales, pero con la nariz roja, los ojos llorosos y paquetes de pañuelos de papel en todos los bolsillos de su vestimenta. Los alérgicos al polen de las gramíneas se suelen esconder de sus temidas enemigas aislándose en el centro de las ciudades, donde no hay zonas verdes. Alguna ventaja tenía que tener la jungla de asfalto.

Estoy seguro de que en algún momento de esta primavera se cruzarán con un pobre alérgico. Puede que incluso lo vean llorando a moco tendido en alguna esquina. Es posible que sea un ataque de alergia, pero ojo, que también cabe la posibilidad de que sea un pobre enamorado, que es peor.

La primavera la sangre altera, como reza el dicho. Y la sangre de los enamorados en primavera hierve como el caldo en invierno. Los enamorados son como las personas, pero con la particularidad de que suspiran más que los demás. Se les suele ver por los parques y jardines, olisqueando flores y suspirando, o tomando un café y suspirando, o simplemente paseando por la calle y suspirando. El suspiro es la clave. Si uno de sus conocidos suspira mucho, probablemente esté enamorado.

El problema que tienen los enamorados frente a los alérgicos es que los alérgicos se medican y se les pasa, pero los enamorados dependen de otra persona para que se les pase. Si el amor es correspondido, genial, pero si no lo es...no hay nada peor que un enamorado no correspondido en primavera.

Bueno, sí, hay algo peor: un enamorado no correspondido con alergia al polen de las gramíneas. Huyan si ven alguno o les inundará un profundo pesar. Qué duda cabe.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?