Últimas noticias Hemeroteca

Lunes, 14 de Octubre de 2019

Otras localidades

Guadix Clásica ofrece este sábado 8 de junio un gran concierto con la Orquesta Ciudad de Granada, el director Enrique García Asensio y el guitarrista José Luis Morillas

El programa incluye homenajes a Arriaga, Rodrigo y Falla con motivo de varias efemérides.

Guadix Clásica /

 

La XXVII edición del Ciclo Internacional de Música Guadix Clásica ofrece el próximo sábado 8 de junio el concierto calificado por el director artístico del ciclo, Ricardo Espigares, “como quizás el más significativo de esta edición titulada Homenaje y Efeméride”. La Orquesta Ciudad de Granada, el director Enrique García Asensio y el guitarrista José Luis Morillas abordarán un programa que incluye el “Concierto de Aranjuez” y “El sombrero de tres picos” como homenaje al ilustre accitano Pedro Antonio de Alarcón y con motivo de varias efemérides (el centenario del estreno de “El sombrero de tres picos”, el vigésimo aniversario del fallecimiento del maestro Rodrigo o el 195 aniversario de la composición de la sinfonía en re menor de Arriaga).

 

El concierto tendrá lugar este sábado 8 de junio en el Teatro Mira de Amescua a las nueve de la tarde con un precio de entrada de 8 euros. Y, tal y como han anunciado el primer teniente de alcalde en funciones del Ayuntamiento, Iván López Ariza, el director artístico de Guadix Clásica, Ricardo Espigares, y el guitarrista accitano José Luis Morillas, las entradas se pueden adquirir ya en Cultura, en la taquilla del Teatro desde una hora antes del inicio del concierto o reservar a través del teléfono 958662995 y del correo electrónico cultura@guadix.es

 

En la presentación del evento realizada esta mañana en el Ayuntamiento accitano se ha puesto de manifiesto la singularidad de este segundo concierto de la presente edición de Guadix Clásica en el que la apuesta por el talento local, por las grandes figuras y por el talento provincial encajan a la perfección. Como adelanto de lo que le espera al público el sábado, José Luis Morillas ha interpretado algunas notas del Concierto de Aranjuez junto al busto del ilustre Pedro Antonio de Alarcón, aunando así varios de los elementos clave de esta cita con la música.

 

Esta edición de Guadix Clásica se ha programado manteniendo el nivel de excelencia por parte del Ayuntamiento y la Diputación de Granada, que apuestan por continuar impulsando la calidad de este festival que tendrá lugar durante los meses de junio y julio “convirtiendo la ciudad en el epicentro de una oleada de eventos musicales de altura”.

 

 

 

Comentario sobre Guadix Clásica de su director artístico

 

Comentario

El centenario del estreno del Sombrero de Tres Picos, basado en la novela homónima del accitano Pedro Antonio de Alarcón, es la piedra angular sobre la que se construirá un festival, en consonancia con el Festival Internacional de Música y Danza de Granada, que llegue a todos los públicos mediante una programación alejada del eclecticismo, en donde se ha realizado un esfuerzo por incluir eventos paralelos que complementen esta idea de Homenaje y Efeméride teniendo como resultado un festival que visitará todos los géneros.

 

Guadix y su entorno, en definitiva, su patrimonio natural y arquitectónico, ha sido motivo de inspiración para el mundo del cine. La retirada del compositor Ennio Morricone y su profunda vinculación con la música cinematográfica sirve de plataforma para mostrar la importante relación de Guadix con el mundo del cine, para el cual sus espacios, monumentos y relieve han sido localizaciones cruciales. El concierto estará a cargo de la Banda Sinfónica Municipal de Granada bajo la batuta de Ángel López Carreño.

 

La idea de relectura de un clásico ilumina también el teatro de títeres «Perdida en el Bosco» de la compañía Claroscvro, que transportará al público al fascinante universo de Jheronimus van Aken, más conocido como El Bosco, a través de una sólida combinación de música instrumental española de los siglos XIII y XIV –interpretada en directo- con el atractivo protagonismo de títeres de palo, de guante y mascaras, inmersos en una escenografía basada en cuadros de El Bosco. La obra narra la historia de una niña pequeña en silla de ruedas que, junto a un ángel y una simpática oca, deberá encontrar a su hermano perdido viajando a un pasado que le impondrá una serie de pruebas y retos personales. La unión entre artes y disciplinas, la magia y la ternura de sus representaciones, el rigor y profesionalidad en la recuperación del patrimonio musical, han posicionado las propuestas creativas de esta compañía de teatro entre las más valoradas del mundo.

 

Y es que apostar por conciertos y espectáculos que, de alguna forma, revisitan grandes figuras y estéticas de ese pasado tan presente, es el elemento generador y unificador de este XXVII Ciclo Internacional “Guadix Clásica”. Bajo el título de «Homenajes y efemérides», se ha querido dar visibilidad a una pléyade de personalidades y obras trascendentes de nuestra historia. Por un lado, la Orquesta Ciudad de Granada, dirigida por Enrique García Asensio y con José Luis Morillas a la guitarra, conmemorará el centenario del estreno de El Sombrero de Tres picos de Falla, el año Rodrigo (veinte años después de su fallecimiento) y el aniversario de composición de la Sinfonía en Re de Arriaga. La compañía La Maquiné –de la que forma parte el compositor y pianista accitano José López-Montes-, nos recuerda el 120 aniversario del nacimiento de Francis Poulenc con la obra escénico-musical «Acróbata y Arlequín», propuesta familiar inspirada en el universo circense de Pablo Picasso y la música de las primeras vanguardias para dar encuentro a actores, títeres, sombras, objetos, proyecciones y narración. En esta línea, la segunda edición del encuentro de jóvenes talentos, toma sentido en el ciclo por el repertorio propuesto: por un lado, conmemoran el 150 aniversario de la muerte de Berlioz mediante su Carnaval Romano y, por otro, Torcuato Tejada Tauste, jovencísimo compositor accitano, homenajea la figura de Pedro Antonio de Alarcón mediante la composición de un poema sinfónico titulado “El amanecer. Tras una lectura de Pedro Antonio de Alarcón”, basado en el poema homónimo de uno de los ciudadanos más ilustres de Guadix. Con la interpretación de la Sexta Sinfonía de Tchaikovski el festival visita, probablemente, el culmen del sinfonismo ruso romántico. Estrenada el 28 de octubre de 1893, nueve días antes de su muerte, quizás una retrospectiva autobiográfica que desemboca en un “réquiem” para si mismo, resultante de una premonición que el compositor habría tenido de su próximo fin.

 

El folklore popular, la música de raíz, que Falla y Lorca tanto defendían, queda también recogida dentro del marco de este festival gracias a la cantaora Marina Heredia y el pianista David Dorantes, dos de los adalides del flamenco en el mundo, quienes perfumarán con sus «Esencias» la atmósfera del Teatro Mira de Amescua. Una experiencia sonora con la que sobrevolaremos Andalucía, Tetuán, Argentina, Cuba y Nueva Orleans acompañados de alegrías, nanas, fandangos, tangos, tarantas o milongas que nacen de la sublimación de la voz, el piano, la percusión, los coros y el compás para reencontrarse en un solo gesto, racial y autóctono, que alcanza lo universal sin renunciar a las raíces.

 

En una línea similar, y tras cosechar un éxito remarcable fuera de nuestras fronteras (actuando en el Carnegie Hall de NYC con tan solo dieciocho años), el violinista cordobés Paco Montalvo nos acerca su espectáculo «Alma del violín flamenco» en el que el violín asume un papel principal dentro del entramado sonoro, complejo y poliédrico, del cante, el toque y el baile: un nuevo quejío que atraviesa brillantes combinaciones armónicas para trasladarnos emociones antes solo reservadas a la voz y a la guitarra. Revisitando a los grandes maestros como Paco de Lucía, Manuel de Falla, Pablo Sarasate, Enrique Granados, Francisco Tárrega o Isaac Albéniz, el joven músico da nuevo aliento a piezas universales de profunda raigambre popular; las cuales coexisten dentro de su variado repertorio con obras de nueva creación –de manos de artistas contemporáneos del panorama nacional- o incluso de composición propia. En definitiva, renovación desde la tradición.

 

En relación a nuestra apuesta firme por el talento local y el poliestilismo que ha caracterizado este festival desde sus inicios, la Guadix Clásica propone L’Elisir d Amore de Donizetti, una ópera en dos actos en version semiescenificada a cargo del coro de ópera de Granada acompañado de un fantástico elenco de solistas, la orquesta del ciclo internacional Guadix Clásica y el maestro Andrea Vitelli.

 

La importancia del pasado accitano también está en sus figuras e instituciones. Este festival quiere así rendir homenaje al talento musical actual de la ciudad a partir de dos frentes: uno de homenaje a la tradición y otro de apoyo en la misma para proponer nuevos caminos. La Banda Sinfónica Municipal de Guadix , aúna en la archiconocida obra de Orff “Carmina Burana” dos de las fuentes de las que han emanado la tradición musical accitana, la propia Banda , que tiene sus albores a principios del siglo XX y la Escolanía de los Niños Cantores de la SAI Catedral , creada en 1956 por Carlos Ros González, un sabio músico que luchó durante mucho tiempo por la música y su enseñanza en Guadix, así como la Coral de Puericantores María Briz, que han vislumbrado tanto talento accitano. Estarán junto a otras agrupaciones y solistas de la provincia.

 

La presencia de maestros y figuras nacionales de talla mundial junto a músicos accitanos de gran trayectoria ponen la guinda a un festival que intenta aunar en un solo impulso poliestilístico las diferentes capas que conforman la realidad musical de nuestra ciudad y nuestro tiempo, herencia todo ello de un pasado popular y académico, religioso y profano, local y global, que da testimonio y homenajea a quienes lucharon por elevar un arte tan inefable, igualitario, respetuoso, participativo y transversal como es la música.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?