Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 23 de Octubre de 2019

Otras localidades

Modales

Si mayo es el mes de las flores, junio es el de los exámenes y las graduaciones. Justo estos días los alumnos que terminan el Bachillerato se están examinando de la EVAU, la prueba que sustituye al PAU y que muchos seguimos llamando Selectividad. Los alumnos más pequeños están también muy agobiados con sus exámenes finales, y los universitarios pensando que todos los demás son unos pardillos, que lo que es terrible de verdad son las pruebas que ellos tienen que superar, mucho más complicadas y que son las que van a figurar en el expediente que adjunten en su CV para conseguir un buen empleo.

Todos tienen razón en sus preocupaciones, los alumnos y los padres que sufrimos con ellos y que ponemos todo nuestro esfuerzo en que accedan a los mejores colegios, las mejores universidades. Desde pequeños nos preocupa que aprendan idiomas, que saquen buenas notas, los matriculamos en academias, les apoyamos….Nos preocupa su futuro y es cierto que cuanto mejor sea su formación más oportunidades tendrán en el terreno profesional.

Pero hay algo que estamos descuidando, y que sin embargo va a determinar también su futuro personal y profesional: estamos descuidando lo que antes llamábamos la buena educación, la urbanidad. El pedir las cosas por favor, dar las gracias. Llamar antes de entrar, despedirnos al salir. Ceder el paso, hablar con respeto. Apagar el móvil. Manejar los cubiertos, comportarse en la mesa… Cosas que por básicas pensamos que tienen menos importancia, pero que son nuestra carta de presentación aunque no conste en el CV.

No olvidemos que los algoritmos seleccionarán CV, pero que siempre habrá que pasar una entrevista, en la que los modales serán nuestra carta de presentación. Por muy buen nivel de inglés que tengamos, o por muy bueno que sea nuestro expediente, la falta de educación será lo primero que entre por los ojos de la persona que tendrá que seleccionarnos.

Seamos exigentes con nuestros hijos, también en estos temas. No les hacemos ningún favor perdonándoles las faltas de respeto, las malas contestaciones, pensando que son jóvenes y no se dan cuenta de lo que hacen. Por su futuro y por el de todos, preparemos a nuestros hijos también en esta asignatura de la que se examinarán toda la vida y no solo en el mes de junio.

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?