Últimas noticias Hemeroteca

Miércoles, 23 de Octubre de 2019

Otras localidades

No hay tortilla sin romper huevos

El Caso Perla Negra, la Trama Eólica, la Solar, la Púnica, la Gürtel, Over Marketin, la Operación Lezo… Estos son sólo los principales casos de corrupción en los que están involucrados o condenados políticos con responsabilidades de gobierno del Partido Popular y empresarios afines de la comunidad de Castilla y León.

El PP de la calle Génova fue condenado por corrupción en la Audiencia Nacional, en mayo del pasado año, al acreditar el tribunal que durante 20 años el partido alimentó su financiación de manera irregular y oculta. De este modo se pagó, entre otros caprichos, las costosas campañas electorales que le permitieron ganar o conservar gobiernos de numerosas instituciones, incluido el gobierno de España.

Si el partido Ciudadanos venía a regenerar la vida política y pretende que los ciudadanos de a pié se lo crean debería mirarse bien los calcetines de la decencia política, si es eso lo que buscan. En los juzgados hay demasiados restos de porquería por salir y agrandarán la mancha. La decadente gobernanza a la que se ha sometido esta Comunidad no se evita con una mano de pintura que mezcle dos partes de azul y una de naranja.

Dejo para el final, el patético descarrilamiento moral al que se ha sometiendo el aún alcalde popular de la ciudad de León, Antonio Silván Rodríguez. Promover recursos judiciales para que el partido ultraderechista Vox no pierda el concejal que él precisaba para salvar el pellejo es una decisión que pone un abominable final en su larga carrera política.

Tan afable como incompetente, cosechar los peores resultados electorales de su partido en la capital leonesa debiera ser suficiente motivo para irse en silencio. Los pactos con el diablo dejan huellas imborrables en la política y en la vida. Y siempre se terminan pagando.

 

Cargando
Cadena SER

¿Quieres recibir notificaciones con las noticias más importantes?